Covid-19: la descarga del inodoro podría ser una fuente de propagación del virus

Un estudio de física pone el foco en los inodoros como fuente de contagio
Un estudio de física pone el foco en los inodoros como fuente de contagio
José María Costa
(0)
17 de junio de 2020  • 15:27

¿Puede un baño promover la transmisión del coronavirus Covid-19? Esa fue la pregunta que se hizo un grupo de físicos chinos, que decidió investigar la cuestión a través de modelos computacionales.

Según su estudio, que fue publicado en la revista científica Physics of Fluids , "la transmisión fecal-oral es una ruta de transmisión común para muchos virus, incluido el SARS-CoV-2", que es el causante de la Covid-19.

"Bloquear el camino de la transmisión fecal-oral, que ocurre comúnmente en el uso del baño, es de fundamental importancia para suprimir la propagación de virus. Sin embargo, hasta la fecha, los esfuerzos para mejorar la seguridad sanitaria en el uso del inodoro han sido insuficientes", explicaron en el abstract del trabajo Yun-yun Li, Ji-Xiang Wang y Xi Chen, de la Universidad de Yangzhou, en China.

En el estudio, los investigadores indican que al tirar de la cadena se genera una fuerte "turbulencia" dentro del inodoro, y esta turbulencia podría "expulsar" partículas de aerosol que contienen coronavirus. "¿Este flujo turbulento inducido por el enjuague expulsará las partículas de aerosol que contienen virus del recipiente?", se preguntan los investigadores.

Para su trabajo, los científicos utilizaron el modelo computacional de Navier-Stokes, conjuntamente con el método "Volumen de Fluido", que permite simular dos procesos de descarga comunes (descarga de entrada única y descarga anular). Además, usaron un método del modelo de fase discreta (DPM) que se usa para modelar las trayectorias de las partículas de aerosol durante una descarga.

"Los resultados de la simulación son alarmantes, porque se observa un transporte masivo hacia arriba de partículas de virus, con entre 40% y 60% de partículas que alcanzan el asiento del inodoro, lo que conduce a la propagación del virus a gran escala", concluye el resumen de la investigación, que también suma sugerencias sobre un uso más seguro del inodoro, y recomendaciones para un mejor diseño de los inodoros.

Algunas de las simulaciones que sustentan el estudio de los expertos chinos

00:18
Video

Tras realizar el análisis y las simulaciones con programas de última generación, los investigadores incluyeron tres recomendaciones para reducir el potencial de contagio del inodoro. Lo primero es que se debe hacer es bajar la tapa antes de descargar, de esta forma no se pueden elevar las partículas que chocan con la tapa.

Lo segundo es que se debe limpiar el asiento del inodoro antes de usarlo, ya que las partículas flotantes de virus podrían haberse asentado en su superficie. Y tercero, se debe lavar las manos cuidadosamente después de enjuagar, ya que pueden haber partículas del virus en el botón o grifo del la bacha y/o en la manija de la puerta.

Otros modeladores

"Los autores del artículo, de reciente aparición en esta prestigiosa revista, utilizan para su estudio un código de cálculo CFD (Computational Fluid Dynamics, Dinámica de Fluidos Computacional) que es muy confiable y ampliamente utilizado en la industria mundial para resolver problemas que involucran fluidos, su dinámica e interacción con otros objetos", analizó ante LA NACION Hugo Guillermo Castro, doctor en ingeniería, investigador del CONICET y director del Laboratorio de Mecánica Computacional (LAMeC) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Nordeste.

Castro agregó: "Entiendo que el espíritu de la publicación es el de querer poner en relieve y alertar sobre una observación a la cual no se le ha prestado demasiada atención todavía y que puede tener impacto en la dinámica de contagios de una enfermedad de transmisión por vía aérea, como es el caso del Covid-19. Dicho esto, puedo agregar que probablemente otros modeladores (o usuarios de software para CFD) hubiesen adoptado otras hipótesis que podrían ajustarse mejor al problema que quieren describir".

"En este sentido, es posible mencionar como ejemplo el hecho de que los autores concluyen que en este tipo de flujos la turbulencia desarrollada es un factor determinante para su correcta descripción. Sin embargo, proponen un modelo bidimensional (2D) simplificado, mientras que la turbulencia es un fenómeno intrínsecamente tridimensional (3D). Por otra parte, también parece haber cierta incerteza en la concentración inicial de las partículas que proponen, así como sobre su distribución espacial".

Para el investigador, teniendo en cuenta lo planteado, "la cuantificación del escape al ambiente (y/o atrape) de partículas/microgotas que hicieron es muy probable que luzca diferente. Además, sabemos que el efecto de la diferencia de temperatura entre la nube de partículas y el ambiente cumple un importante rol en la dispersión de las mismas, y este efecto tampoco ha sido tenido en cuenta en el modelo".

"De cualquier manera me gustaría remarcar que es muy importante prestarle debida atención a este problema particular y profundizar su análisis, como así también seguir las recomendaciones que los autores enunciaron y que en algunos casos son de sentido común", cerró Castro.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.