Encontraron en Berlín un papiro firmado por Cleopatra

Estaba guardado en el Museo Egipcio y data del año 33 antes de la era cristiana
(0)
27 de octubre de 2000  

BERLIN (Alemania).- Da testimonio de un soborno e incluye una falta de ortografía impropia de una persona de su rango. Aun así, el frágil papiro presentado ayer en Berlín sería el único manuscrito auténtico de la reina Cleopatra (69 a 30 a.C.) que ha llegado a nuestros días.

Curiosamente, este papiro, datado en el año 33 antes de nuestra era, concede al ciudadano romano Publio Canidio una serie de privilegios económicos en Egipto a cambio de que convenza a Marco Antonio, su amante, de que la deje combatir a su lado en la célebre batalla de Accio. En ese enfrentamiento, Marco Antonio y Octavio, futuro emperador de Roma bajo el nombre de Augusto, dirimirían su disputa por el poder.

El texto del papiro autorizaba a Publio Canidio y a sus herederos a transportar anualmente a Egipto 10.000 bolsas de trigo y 5000 ánforas de vino libres de impuestos, además de concederle ventajas fiscales para unos campos de su propiedad.

Cuando Marco Antonio se preparaba para luchar contra Octavio, Canidio recibió el encargo de traer la infantería romana desde Armenia. Sin embargo Cleopatra, que quería entrar en la guerra con la flota egipcia del lado de su amante, Marco Antonio, sobornó a Canidio para que permaneciera alejado de la contienda.

El historiador romano Plutarco afirma en su libro Vida de Antonio que Cleopatra temía que Octavia, esposa de Marco Antonio y hermana del futuro emperador Augusto, propiciara una reconciliación y por eso sobornó a Canidio con una gran suma.

Finalmente, la flota de Marco Antonio fue derrotada y las tropas de Canidio nunca acudieron en su ayuda. Cleopatra, por su parte, habría retirado su flota antes del final de la batalla, por lo que fue calificada de cobarde.

La contienda y su trágico resultado finalmente les costó la vida a ambos. Los amantes escaparon y se suicidaron poco después.

Tras el suicidio de Cleopatra y Marco Antonio, el sobornado fue condenado a muerte por el emperador Augusto.

De Egipto a Berlín

Al presentar el papiro en el Museo Egipcio de Berlín, donde permanece expuesto desde ayer, el científico belga Peter van Minnen, de la Universidad de Gotinga, Alemania, afirmó que había descubierto por primera vez el papiro en una fotografía y luego se aseguró de su autenticidad revisando el original en el museo berlinés.

Aunque el papiro fue hallado en 1904, Van Minnen fue el primero en atribuir su autoría a la mítica reina egipcia.

El documento había sido encontrado por una expedición alemana en Abusir el-Malek, al sur de El Cairo, Egipto. Fue considerado simplemente un papel viejo y formaba parte, junto con otros papiros, de la funda de una momia.

Posteriormente, el restaurador alemán Jurgen Hofmann lo limpió y alisó; la primera investigación científica realizada sobre el mismo estuvo a cargo del papirólogo griego P. Sarischouli.

Una "i" de más

El manuscrito incluye la escritura de diferentes escribas, pero al tratarse de una concesión de ventajas fiscales contiene una palabra escrita en griego por la propia Cleopatra: Genesthoi , que en ese idioma significa que así sea . Esta es la palabra que ha suscitado dudas sobre la autenticidad del papiro, ya que la "i" final es una falta de ortografía.

Para el especialista en historia antigua Treverís Heinz Heinen, un error semejante "no pudo provenir de una persona tan culta como Cleopatra, sino de un funcionario de rango muy inferior".

Van Minnen, por su parte, defendió la autenticidad del papiro ante sus detractores alegando que el error ortográfico "no tiene por qué suponer la falsedad del papiro".

Cleopatra ascendió al trono egipcio cuando contaba solamente 17 años y murió a los 39 años.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.