Presentaron un teléfono celular que cabe dentro de un diente

El dispositivo permite recibir llamadas sin ser escuchado
(0)
29 de junio de 2002  

LONDRES (AP).– Dos inventores británicos dieron a conocer ayer el prototipo de un dispositivo que puede solucionar los problemas de los teléfonos móviles. Su única desventaja es que para colocarlo es necesario un dentista.

Conocido como “diente telefónico”, el dispositivo, que se coloca en un molar, permitiría a los usuarios recibir llamadas telefónicas, escuchar música e incluso conectarse a sitios verbales de Internet sin que nadie que estuviera cerca lo escuchara.

James Auger, de 31 años, y su socio Jimmy Loizeau, de 34, desarrollaron el aparato cuando participaban en un programa de maestría en el Royal College of Art de Londres.

Hasta ahora, ninguna empresa ha anunciado que producirá el invento, pero Auger y Loizeau se han mudado a Dublín, Irlanda, para trabajar con Media Lab Europe, la empresa europea de investigación asociada con MIT Media Lab.

En teoría, el dispositivo permitiría a espías recibir instrucciones secretamente y a atletas, escuchar en el campo a sus entrenadores. Sin embargo, el aparato, también conocido como “molar móvil”, no permitiría hacer llamadas convencionales.

Un pequeño receptor inalámbrico de baja frecuencia y un aparato que convertiría señales de audio en vibraciones mecánicas –que pasarían de la muela directamente al oído interno con sonidos claros– serían colocados en uno de los molares posteriores del usuario. Otro pequeño dispositivo, fuera del cuerpo, permitiría el encendido y la programación del pequeño teléfono celular.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?