Greta Thunberg contó que tiene síndrome de Asperger: "Ser diferente puede ser un superpoder"

Ser diferente puede ser un súperpoder
Ser diferente puede ser un súperpoder
Micaela Urdinez
(0)
3 de septiembre de 2019  • 13:42

Estamos acostumbrados a sentirnos cómodos con personas similares a nosotros mismos. En los ámbitos en los que nos movemos - la escuela, la casa, el trabajo - solemos reforzar nuestro propio sistema de creencias.

Por eso lo diferente molesta, asusta, genera rechazo. Como consecuencia, millones de chicos de todo el mundo padecen sentirse fuera de lo "socialmente aceptado" por su fisonomía, por su color de piel, por su condición social, por sus intereses y por su forma de hablar o moverse. Son los "raros" y eso los convierte en blancos de burlas, de comentarios prejuiciosos, de odios y de bullying.

Esta semana, la activista ambientalista sueca de 16 años Greta Thunberg, sintió que también tenía que alzar la voz sobre este tema. En un posteo de Instagram - en donde tiene 3 millones de seguidores - salió a defenderse de los medios que la tildaron de "profundamente perturbada" contando que tiene el Síndrome de Asperger.

"Cuando los haters se meten con tu aspecto y diferencias, significa que no tienen otro lugar a donde ir. ¡Y ahí es cuando sabes que estás ganando! Tengo el Síndrome de Asperger y eso significa que a veces soy un poco diferente a la norma. Y - dependiendo las circunstancias - ser diferente es un súperpoder", arrancó diciendo, poniendo en palabras lo que muchos otros chicos sienten en su día a día.

Su infancia no fue fácil. En el posteo también confesó que antes de encontrar su pasión ambientalista, no tenía amigos, no hablaba con nadie y tenía un trastorno alimenticio. Su mensaje generó un impacto inmediato porque es una persona pública pero son demasiados los chicos que viven el mismo infierno en silencio.

Sobre su decisión de compartir con el mundo su diagnóstico, explicó que lo hace justamente para luchar contra los prejuicios que existen hacia las personas con discapacidad: "No hago público mi diagnóstico para "esconderme" detrás de él sino porque se cuánta gente ignorante todavía lo ve como una "enfermedad" o como algo negativo".

La publicación ya tiene más de 24.000 comentarios y pone en agenda la urgencia de construir una sociedad más abierta al cambio de paradigmas, que valore lo diferente, que apueste por una educación inclusiva y donde no haya lugar para la discriminación y la violencia.

En una sociedad en la que la tecnología permite que los "haters" dejen mensajes negativos y de odio en todas las redes sociales, es necesario generar más conciencia sobre sus posibles impactos negativos, poner en práctica la empatía, fomentar el interés de conocer al otro y sus necesidades, para poder así comprender su historia y su potenciar su recorrido.

Greta concluye: "Todo eso ha quedado atrás ahora, desde que encontré un propósito , en un mundo que muchas veces parece sin sentido para tantas personas". Ojalá todos los chicos, adolescentes y jóvenes que hoy se sienten excluidos, encuentren unos ojos que los miren y unos brazos que los abracen, para poder encontrar también ellos, su propósito en la vida.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.