Alta Fidelidad. Roberto Jacoby, las palabras y los ojos de Federico Moura