Como paredes de un museo, la cartelería urbana transformará a la ciudad en una galería de arte