De a poco, las librerías comienzan a salir a la vereda en la avenida Corrientes