Take away de libros: cuál es el nuevo protocolo de préstamo y devolución en bibliotecas porteñas

Biblioteca Parque de la Estación, la última de la red pública en inaugurarse, ocupa un galpón reciclado de 700 metros cuadrados en el corazón del Abasto
Biblioteca Parque de la Estación, la última de la red pública en inaugurarse, ocupa un galpón reciclado de 700 metros cuadrados en el corazón del Abasto Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo / archivo
Daniel Gigena
(0)
30 de septiembre de 2020  • 11:15

Desde agosto el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires tiene listo el protocolo de seguridad para dar un primer paso en la reapertura de las bibliotecas públicas porteñas. En una primera etapa, prevista para mediados de octubre, se reactivará el sistema de préstamo de libros de estas bibliotecas, al que fuentes del Ministerio comparan con el take away de bares y cafeterías al paso. En este caso, el "menú" es el catálogo de libros disponible en la página web de cada institución. Si bien en la ciudad hay alrededor de 600 bibliotecas públicas y privadas, la red de bibliotecas públicas porteñas cuenta con treinta. Desde inicios de este año, la Dirección General de Promoción del Libro, Bibliotecas y la Cultura está a cargo de Carla del Valle Artunduaga González. Las bibliotecas privadas que quieran reabrir deben hacerlo según las disposiciones del protocolo, que se puede leer en este enlace.

Todas las visitas a bibliotecas porteñas se regirán por la modalidad de cita previa. Una vez seleccionados los títulos, los lectores deberán enviar un correo electrónico con el pedido, que también podrá hacerse por vía telefónica. Los usuarios recibirán confirmación por parte del personal de la biblioteca y se fijará un turno con día y horario para acercarse a retirar los libros (o devolverlos, si es que algún ejemplar quedó en cuarentena en casa de lectores). El retiro o devolución del ejemplares se realizará sin ingresar a la biblioteca y el usuario deberá seguir las medidas de seguridad e higiene y utilizar cubrebocas.

A partir de mediados de octubre, las bibliotecas funcionarán de lunes a viernes, en un lapso entre las 11 y las 20, y los lectores con turno asignado retirarán o devolverán los libros de unas cajas desinfectadas y rotuladas dispuestas en armarios o lockers. Cualquier medida de seguridad parece insuficiente si se quieren evitar nuevos contagios de Covid-19.

Por otro lado, con la finalidad de disminuir la afluencia de personas en las bibliotecas, para hacer esta gestión también se tendrá en cuenta el número de terminación del DNI: los días impares se atenderá a personas cuyo DNI termine en número impar y los días pares, a aquellas con terminaciones en número par. Cada biblioteca definirá de acuerdo a su reglamento las condiciones del plazo del préstamo del libro.

En en protocolo, se destacan las medidas sanitarias para el personal de las bibliotecas de la ciudad. Además de las indicaciones para preservar el cuidado de la salud de los trabajadores y la limpieza y desinfección de los espacios de trabajo, el protocolo hace hincapié en las medidas de seguridad que los usuarios deben seguir a la hora de devolver los libros. "Lavarse las manos con agua y jabón antes y después de la lectura del libro y no tocar la nariz, ojos y boca durante la lectura. Se establecerá un mecanismo de aislamiento de, al menos, 48 horas a fin de desinfectar los libros que sean devueltos al recinto. No es recomendable tomar medidas activas con productos desinfectantes".

Respecto de los libros que hayan permanecido "en cuarentena" desde mediados de marzo, no será necesario tomar ninguna medida especial; sin embargo, todo material devuelto durante el período actual será ubicado en cajas desinfectadas y rotuladas, las mismas en las que el usuario lo coloca devolverlo, con la fecha de ingreso y egreso para su vuelta al estante.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.