Denuncian por maltrato al director del San Martín

Extrabajadoras del centro cultural lo acusan de hostigamiento
Extrabajadoras del centro cultural lo acusan de hostigamiento
Alejandro Cruz
(0)
2 de abril de 2019  

Dos extrabajadoras del Centro Cultural San Martín , dependiente del Ministerio de Cultura de la Ciudad, denunciaron al director de ese organismo, Diego Pimentel, por "hostigamiento e intimidación" y "maltrato", cargos tipificados respectivamente en los artículos 52° y 53° del Código Contravencional de la CABA.

El caso se dio a conocer el viernes pasado, cuando se presentó la denuncia ante el fuero Penal, Contravencional y de Faltas porteño, aunque oficialmente entonces optaron por el silencio. Sin embargo, ayer por la tarde el ministerio que encabeza Enrique Avogadro emitió un comunicado en el que reconocen haber tomado conocimiento de la situación a partir de un telegrama enviado por las denunciantes el 13 del mes pasado al Cultural San Martín, al Ministerio de Cultura y al gobierno de la ciudad.

Sobre "la existencia de una presunta situación de maltrato laboral -expresa el comunicado- se iniciaron a la brevedad los procedimientos administrativos previstos en la normativa vigente, a los efectos de esclarecer la situación". Y luego detalla: "La resolución instruyendo sumario es de fecha 15 de marzo y los actuados se encuentran en la Dirección General de Sumarios dependiente de la Procuración General desde el 18 de marzo. El ministerio acompaña el proceso administrativo y a la espera de las definiciones que surjan para actuar de manera correspondiente". Por su parte, Pimentel evitó hacer comentarios mientras sigue la investigación.

La denuncia recayó en la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 16, a cargo de Claudia Barcia, una unidad fiscal especializada en temas de violencia de género.

"Todos los días cuando nos saludaba, o en cualquier otro momento que lo veíamos, nos abrazaba fuertemente apretándonos contra él, nos pellizcaba el rostro, nos agarraba de la cintura ejerciendo fuerza sobre nuestros cuerpos causando dolor, nos reducía llevándonos las manos por detrás de nuestra espalda y las retorcía, nos agarraba con su brazo desde atrás rodeando nuestras gargantas simulando querer asfixiarnos a modo de 'juego'. Nos besaba en la frente, en las manos y hasta en el cuello; nos masajeaba los hombros y hacía comentarios sexuales sobre nuestro aspecto físico de forma lasciva", explicaron las denunciantes que, por consejo de sus abogadas, no dan a conocer sus nombres públicamente. En comunicación con LA NACION, contaron que desde que esta situación tomó estado público empezaron a tener noticias de otros casos similares.

Ninguna de las dos trabaja ya en el Cultural San Martín. Paralelamente, las abogadas patrocinantes, Jimena Gibertoni y Yamila Carballido, presentaron un recurso para que el ministerio deje sin efecto la rescisión de sus contratos porque entienden que responde a represalias por su accionar.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.