"El hospital público es una empresa"

Hermes Pérez quiere abrir el diálogo
Hermes Pérez quiere abrir el diálogo
(0)
31 de agosto de 2000  

Desde ayer, el Hospital de Clínicas tiene un interventor al frente. Se trata de Hermes Pérez, médico especialista en salud pública, designado en ese puesto por la Universidad de Buenos Aires (UBA), que pondrá en marcha una auditoría para analizar las denuncias que realizó el ex director, Juan Antonio Mazzei, al presentar su renuncia el viernes último.

En una ceremonia breve, el rector de la UBA, Oscar Shuberoff, presentó al interventor ante una sala colmada por miembros del personal no docente del hospital y algunos médicos.

La Asociación de Personal de la UBA (Apuba), encabezada por su secretario general, Jorge Anró, le dio su apoyo a Shuberoff ante las denuncias de Mazzei, que habló de empleados ñoquis y de una campaña de desprestigio en su contra detrás de la que se encontraría el mismo rector.

Ayer, mientras asumía Pérez, Mazzei permaneció en el despacho que ocupaba hasta la semana última, del que se retiró después de la llegada del interventor, mientras afirmaba que "en el Clínicas hay una batalla por el poder".

El flamante interventor recibió a La Nación en ese despacho. En un tono amable pero contundente, Pérez demostró la orientación técnica que imprimirá a su gestión.

Especialista en salud pública, Pérez se desempeñó durante 14 años como director médico del Cemic y pasó diez en el exterior, sobre todo en América Central, como consultor de la Organización Panamericana de la Salud. Fue director médico del Centro Gallego hasta abril de este año. Ypermanecerá como interventor en el Clínicas hasta que se convoque a un concurso para ocupar ese cargo, al que no descartó presentarse.

-¿Cuál será la prioridad de su gestión?

-Mediante un rápido análisis debemos tener un diagnóstico de las cosas que hay que corregir. No quiero hablar de "normalizar" la situación porque el hospital está funcionando. Lo principal es generar un proyecto institucional, mediante la participación democrática de todos. No vengo de afuera con un proyecto externo ni traigo asesores propios. Creo que hay que trabajar con la gente del hospital y de la UBA. Lo importante es el diálogo y que nos pongamos de acuerdo en qué queremos hacer.

-¿Qué urgencias tiene el hospital?

-Tendremos que revisar la organización institucional, sobre todo de los cuadros directivos que cesaron con el anterior director. Además, la estructuración del funcionamiento de los servicios médicos. El hospital es una empresa compleja, por la cantidad de servicios que intervienen para elaborar muchos productos distintos, como es la atención de cada paciente. Por otra parte, éste es un hospital universitario, por lo que el esfuerzo en docencia e investigación es relevante.

-¿Se puede gestionar un hospital como una empresa?

-El hospital es una empresa y se maneja con técnicas de gestión empresarial, que sin embargo no son las mismas en el sector público que en el privado. Una empresa privada se maneja según la eficiencia. Aquí debemos mejorar y transparentar el manejo de los recursos y, al mismo tiempo, llegar a la población, porque éste es un hospital público.

-¿Qué hará con las denuncias que presentó Mazzei?

-La UBA ya tomó nota de ellas. Creo que deben ser investigadas en la medida en que se presenten formalmente y con datos concretos que las sustenten.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.