El museo histórico del primer pueblo patrio, una parada estratégica en la ruta a la playa

Un cañón de principios del siglo XIX recibe en los jardines del museo
Un cañón de principios del siglo XIX recibe en los jardines del museo Crédito: Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires
Daniel Gigena
(0)
17 de abril de 2019  • 09:57

Uno de los siete museos provinciales bonaerenses se encuentra en "el primer pueblo patrio", fundado en 1817, en la ciudad de Dolores. Allí, a dos horas desde la ciudad de Buenos Aires, en el kilómetro 201 de la autovía que va de Buenos Aires a Mar del Plata, el Museo Histórico Provincial Libres del Sud recibe con siete hectáreas de parque, un casco histórico, un área para exposiciones de obras de artistas bonaerenses contemporáneos y una fabulosa sala de carruajes y herramientas agrarias del siglo XIX. A fines de la década de 1930, por iniciativa del doctor Atilio Roncoroni, se abrió el parque homenaje a los Libres del Sud y se dispuso la creación de un museo destinado a conmemorar la revolución de 1839, en contra del entonces gobernador Juan Manuel de Rosas.

El patrimonio del museo se acrecienta con las donaciones de familias de la zona, de Chascomús a Castelli, y de Dolores a los pueblos del Municipio de la Costa. Colecciones de puntas de flechas de pueblos originarios de todas las regiones del país, platería criolla, objetos de la vida cotidiana en los albores del siglo XX, cañones, fusiles y pertrechos militares comparten el espacio de las cinco salas con retratos de personalidades de la historia nacional, fotografías antiguas, paisajes y vistas de Dolores y dos obras (una de ellas increíble) de Florencio Molina Campos. El recorrido, que se inicia con la historia de los pueblos originarios de la zona, sigue con la revolución de los oponentes al gobierno de Juan Manuel de Rosas en 1839, la vida de los gauchos y sus familias y concluye con la llegada de los inmigrantes europeos a la ciudad a fines del siglo XIX e inicios del XX, estuvo a cargo de la museóloga Silvia Angilica y el director, Martín Franco, que contaron con la asistencia de Viviana Mayol, especialista en conservación de bienes culturales.

La galera de Dávila, que se puede ver en la sala de carruajes y elementos agrarios del museo, en una foto del día de la inauguración de la institución (29/10/1940)
La galera de Dávila, que se puede ver en la sala de carruajes y elementos agrarios del museo, en una foto del día de la inauguración de la institución (29/10/1940) Crédito: Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires

A mitad de camino entre la gran ciudad y la playa

El director del museo cuenta que las visitas fueron creciendo paulatinamente. De 400 visitantes que tuvo en 2016, se pasó al doble en 2017, y a más de tres mil en 2018. En septiembre del año pasado, luego de trabajos de remodelación y puesta en valor del patrimonio, en Libres del Sud se comenzaron a realizar muestras temporarias de artistas contemporáneos y otras itinerantes por instituciones educativas dolorenses con piezas de la colección. "Estamos situados en un lugar estratégico -dice Franco-. A mitad de camino entre Buenos Aires y la costa, y para la puesta en valor del museo trabajamos desde el primer día". Mediante un trabajo en equipo con el Municipio de Dolores, a cargo de Camilo Etchevarren (que quiere convertir la ciudad en un destino turístico y cultural de la provincia), el equipo del museo (integrado por siete personas) recibe a los viajeros que se acercan durante escapadas de fin de semana largo, feriados, celebraciones de fiestas nacionales, aniversarios municipales y otros eventos. En Dolores viven más de 30.000 personas.

El paseo por las salas del museo puede demandar más de una hora. Provistos de termos, mates y buena predisposición, los visitantes siguen el rastro de la historia argentina, posan junto a carruajes, cañones y arbustos en flor, y hacen un alto en el viaje rumbo a pueblos y ciudades de la costa. "El Libres del Sud testimonia sobre la condición plural en la formación de la Argentina -dice Franco-. Los pueblos originarios, los gauchos, los trabajadores rurales y los inmigrantes, que ayudaron a modernizar la ciudad en el paso del siglo XIX al XX, tienen su lugar en el museo". Un mural del artista platense Daniel Mendoza, donde se fusionan el rostro de un indígena y el de un gaucho, ratifica el espíritu de diversidad cultural de la institución, afortunadamente acorde con los tiempos que corren.

Pipas y vasijas de los pueblos originarios
Pipas y vasijas de los pueblos originarios Crédito: Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires

Al tratarse de un museo de historia argentina, no están ausentes las huellas de la violencia política que padeció el país durante el siglo XIX. Las divisas punzó, las armas utilizadas en la llamada Conquista del Desierto y los retratos de los que llevaron adelante la revuelta antirrosista que desembocó en el "Grito de Dolores" documentan diferentes períodos signados por combates cuerpo a cuerpo. A la vez, instancias de la civilización en curso, como la agricultura, la educación, el transporte de personas y de mercaderías, y las delicias de la vida en sociedad, también están presentes. Entre los objetos y documentos donados por integrantes de la comunidad de Dolores, aparecen máquinas de coser de los inmigrantes italianos, el vestuario de un hombre de sociedad, carnets de baile usados por las damas décadas atrás, mobiliario, sillas de montar, rebenques y otros accesorios del equipo ecuestre de tiempos idos.

La galera de Dávila, en viaje hacia la Ría de Ajó (hoy General Lavalle)
La galera de Dávila, en viaje hacia la Ría de Ajó (hoy General Lavalle) Crédito: Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires

En el inmenso parque, familias, parejas y grupos de amigos descansan o hacen uso de las "materas" (mesas y bancos cubiertos para sentarse a tomar mate). Además de las mejoras en el puente de acceso al sector histórico de la institución, se realizaron trabajos en los espacios verdes. Franco, que asumió en 2016, se lamenta de que, durante los años 2000, mientras el museo estaba cerrado, una valiosa colección de mates fue robada. Y cuenta sobre su empeño para "recuperar la institución del deterioro en que se encontraba", según dice, con la cubierta del sector histórico con goteras, los vidrios de las ventanas rotos y la maleza cubriendo el inmenso parque. Ningún ministro o secretario de Cultura provincial había visitado el Libres del Sud hasta el inicio de su gestión.

Lazos, petacas y cencerros en la Sala del Gaucho en el museo provincial
Lazos, petacas y cencerros en la Sala del Gaucho en el museo provincial Crédito: Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires

Alejandro Gómez, ministro de Gestión Cultural de la provincia de Buenos Aires, sostiene que desde el inicio del gobierno de María Eugenia Vidal se ha puesto énfasis en la necesidad de preservar y devolver el brillo a los museos provinciales. "Tanto en el museo de Dolores como en el de Luján (el Complejo Museográfico Provincial Enrique Udaondo), hicimos un arduo y fascinante trabajo de restauración, con resultados muy satisfactorios. El ministerio que coordino, junto al resto del equipo de la provincia, tiene gran interés en conservar y cuidar el patrimonio cultural bonaerense", dice a LA NACION. Florencia Zallio, subsecretaria de Políticas Culturales, es la responsable de gestionar las remodelaciones de los museos bonaerenses.

Ya está inaugurada la nueva muestra temporaria en la Sala Itinerante de Artistas de la Provincia, Pinturas bajo el mar, con obras de Jorge Riva, artista que realiza sus obras bajo la superficie del mar. Además de varios óleos, en la exposición se podrán ver videos que muestran a Riva en plena tarea artística submarina. El 25, a las 16, una vez que la Semana Santa haya quedado atrás, se hará un evento especial para los dolorenses y vecinos de localidades cercanas al Libres del Sud. La muestra permanecerá abierta hasta fin de mayo.

La muestra de Riva se podrá visitar hasta fin de mayo
La muestra de Riva se podrá visitar hasta fin de mayo Crédito: Ministerio de Gestión Cultural de la Provincia de Buenos Aires

Para agendar

Museo Histórico Provincial Libres del Sud, J. B. Selva 390, Dolores

De miércoles a domingo, de 10 a 16

Entrada libre y gratuita

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.