El sacerdote anglicano convertido en best seller

Su primera novela, para jóvenes, vendió 200.000 ejemplares
(0)
27 de febrero de 2004  

Es un personaje curioso, cuya vida reúne tantos ingredientes mágicos como su exitoso libro "Shadowmancer", que el sello Alfaguara subtituló en el mercado hispanohablante como "El hechicero de las sombras".

Se llama Graham P. Taylor, tiene 43 años y es vicario de la Iglesia Anglicana en Gran Bretaña. Pero antes fue "okupa" (intruso), trabajador social, músico punk y policía. En las calles conoció la muerte y la violencia. Y la sufrió en carne propia una noche, cuando una patota le propinó una paliza que lo dejó fuera de servicio.

Hace ocho meses, su primera novela para adolescentes, que se inscribe en el estilo de Harry Potter, se convirtió en un éxito editorial en Inglaterra. Tanto es así que la prestigiosa compañía Penguin Putnam (Grupo Pearson) pagó US$ 500.000 por los derechos para EE.UU.

Antes, el reconocido sello británico Faber& Faber había adquirido por varios miles de libras esterlinas el derecho de publicación. El vicario Taylor autofinanció la primera edición de 3500 ejemplares. Para ello se deshizo de su motocicleta.

La versión inglesa vendió 200.000 ejemplares en el Reino Unido. Los derechos de la novela ya fueron comprados por prestigiosos sellos de Alemania, Japón, Dinamarca, Italia, Grecia y Polonia. En la Argentina, donde aterrizó en enero, Alfaguara agotó la tirada inicial en 15 días, con un fuerte ritmo de ventas en la playa.

Faber& Faber se atrevió a desafiar la salida de "Harry Potter y la Orden del Fénix" (Planeta), que ya vendió 14 millones de copias en inglés y consume velozmente su tirada de 70.000 copias en nuestro país, cuando presentó en sociedad "Shadowmancer". Lo hizo con el slogan "Hotter than Potter" ("Más caliente que Potter").

Y de verdad lo es: un oscuro religioso -el cura Demurral- oculta en realidad a un hechicero malvadísimo que intenta hacerse con el control del poder universal. Para ello comete tropelías de la más baja calaña. Pero los adolescentes Thomas, Kate y Raphah lo escarmientan. El libro aborda temas siempre vigentes: la lucha entre el bien y el mal, los prejuicios raciales, el abuso de poder. Según Taylor, Demurral está inspirado en Tony Blair.

Atrapado por la magia

El argumento parece bastante audaz para haber sido escrito por otro cura que predica y vive como tal en la iglesia Saint Mary, de Cloughton, próxima a Scarborough, lugar de nacimiento de Taylor, en el seno de una familia de obreros, que lo conectó de chico con la lectura y el ocultismo.

La magia parece tener atrapado a Taylor tanto en la ficción como en la vida real en la que "libera" de malos espíritus los hogares de Claughton, y ha exorcizado a 50 "poseídos".

En diálogo por e-mail con LA NACION, desde Inglaterra, Taylor dijo que "Shadowmancer" le llegó "por inspiración una noche. Fue así porque tenía que ser, y ocurrió en el momento preciso".

-¿En qué circunstancias se convirtió en escritor?

-Me levanté un día y decidí escribir un libro. Nunca antes había hecho algo similar. La historia comenzó a fluir y todo lo que tuve que hacer fue escribirla. Es como un sueño hecho realidad, que combino fácilmente con mi labor de vicario.

-¿Como policía y como cura ha conocido usted lo peor del alma humana?

-Ciertamente. He visto la muerte en todas sus formas. Y he tenido también muchas experiencias violentas.

-¿Cómo creó sus personajes?

-Salieron de mi cabeza. Siempre he tenido una imaginación vívida y creo que ésa es una de las cosas más importantes en la vida.

-Su libro se inscribe en la línea de Harry Potter. ¿Cómo lo diferenciaría de la saga del mago de J. K. Rowling?

-Mi libro está escrito para adultos, tanto como para un público juvenil, de modo de sobrevivir al paso del tiempo. Harry Potter es uno de los mejores hitos editoriales que conozco, pero está adaptado a la moda y la moda es pasajera.

-¿Por qué cree que los jóvenes están tan atraídos por la magia y los hechiceros?

-Mis historias están llenas de aventuras. Son muy distintas de Harry Potter, pero como él, también apelan al niño que vive en nosotros. Todos necesitamos ser movilizados. El libro aborda temas tan importantes como la vida y la muerte, el bien y el mal. Estos temas son siempre actuales. Además, los jóvenes están preocupados por el futuro. No hallan ninguna ayuda en la fantasía, pero acuden a ella como un escape, igual que los adultos.

-¿Cree que el marketing es más efectivo que la creatividad para atrapar a los jóvenes lectores?

-Cuando una historia es suficientemente buena, vende por sí misma. Mi libro se ha vendido así, pasando de boca en boca.

-¿Cuál es su próximo proyecto?

-Será lanzado este año en el Reino Unido y los Estados Unidos. Es una aventura llamada "Wormwood".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.