El Verbo Encarnado, a Italia

La sede central iría a Velletri-Segni
La sede central iría a Velletri-Segni
(0)
31 de enero de 2001  

A través de la Nunciatura en la Argentina, la Santa Sede transmitió al arzobispo Alfonso Delgado, comisario pontificio del Instituto del Verbo Encarnado (IVE), que el Papa confirmó el cierre de tres de sus casas de formación y, al mismo tiempo, decidió que la casa central sea transferida a otra diócesis, que será la de Velletri-Segni, Italia, según informó ayer AICA.

El texto, difundido con la firma de Delgado, dice que "el papa Juan Pablo II confirma los decretos emanados del comisario pontificio de la asociación Instituto del Verbo Encarnado, con fecha 5 de diciembre de 2000, en los que se establece el cierre de tres casas de formación en la Provincia de San Rafael de esta asociación, que comprende la Argentina y Chile.

"Al mismo tiempo, el Santo Padre ha decidido que la casa central o generalicia del IVE sea transferida a otra diócesis. También se informa que el obispo de Velletri-Segni, monseñor Andrea Erba, en contacto con la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, ha dado su asentimiento para acoger la casa central del IVE en su propia diócesis. Estas disposiciones fueron comunicadas oportunamente al superior de la Provincia de San Rafael, R. P. Gabriel Zapata, a los efectos de la pronta ejecución de las disposiciones del Santo Padre."

Consultado por La Nación , Zapata dijo: "Tuvimos varios malentendidos con algunas autoridades de la Iglesia que originaron este problema". Y agregó que Delgado, "además de rechazar un recurso, se negó a explicarnos por qué cierra los seminarios, siendo que uno es el más grande del país". El instituto fue intervenido en 1995. "El argumento que se nos dio por entonces -dijo Zapata- fue el mismo que utilizaron para clausurar las tres casas: lograr una mejor armonía eclesial dentro de la institución". Agregó que podrían aceptar el ofrecimiento de Erba, pero no dijo cuándo.

Añadió que 148 seminaristas mayores y 28 novicios deberán emigrar o ser reubicados. Al respecto, Delgado dijo que a él le salen otras cuentas: según le comunicaron autoridades del IVE, en diciembre había en San Rafael 89 seminaristas mayores y 16 novicios. Indicó comprensión por la sorpresa de familias y "personas buenas y entusiastas, que no han sido informadas debidamente acerca de las dificultades que el IVE arrastra desde hace años".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.