Florencia: restauran en público a "La piedad" de Miguel Ángel

La obra casi fue destruida por el artista al notar unas fallas en el mármol
La obra casi fue destruida por el artista al notar unas fallas en el mármol
(0)
26 de noviembre de 2019  • 18:21

La escultura "La piedad", obra maestra del Renacimiento, que Miguel Ángel esculpió en su vejez y que lo frustró y trató de destruir, está siendo restaurada ante los ojos del público en su casa, el Museo de la Ópera del Duomo de Florencia.

Según informó la agencia de noticias EFE, la escultura, una de las varias piedades que Buonarroti esculpió a lo largo de su vida, ya mostraba las marcas del paso del tiempo sobre su superficie marmórea. Tenía grietas y manchas por el humo de las velas.

Las autoridades del museo de la catedral han dispuesto que la restauración sea ante los ojos del público y que se centre en devolverle su tridimensionalidad, eclipsada por las manchas.

Desde ayer, los visitantes del museo pueden ver a los restauradores tras una mampara estudiando la obra, en una fase preliminar para su diagnóstico, mientras que la restauración propiamente dicha se iniciará a comienzos del 2020, indicaron integrantes del museo.

Las manchas ocasionadas por el humo de las velas
Las manchas ocasionadas por el humo de las velas

"La Piedad Bandini", de casi dos metros de altura, es una de las obras maestras de Miguel Ángel, y representa en su particular estilo "serpentinato" y "non finito" el descendimiento de Cristo, que yace en brazos de la Virgen María, de María Magdalena y de un Nicodemo con el rostro del autor.

Se cree que el artista la atacó a martillazos asaltado por la insatisfacción y la rabia al constatar una imperfección en el mármol. Las marcas son hoy visibles en el codo, el pecho, la espalda y la pierna izquierda de Cristo.

La escultura se salvó gracias a que Miguel Ángel se la regaló a uno de sus discípulos, Antonio Da Casteldurante, y este la hizo reparar por Tiberio Calcagni, que se la vendió al banquero Francesco Bandini por 200 escudos, para decorar su villa en Montecavallo.

A finales del siglo XVII, el Gran Duque Cósimo III de Médici la compró para decorar las tumbas de su dinastía en San Lorenzo, hasta que un siglo después fue reubicada en la catedral o Duomo de Florencia y finalmente, en 1981, quedó instalada en su museo.

Agencia Télam

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.