La burbuja del arte: buenas ventas y público fiel en una feria en Córdoba

Mercado de Arte, el fin de semana, en Córdoba
Mercado de Arte, el fin de semana, en Córdoba Crédito: MAC
Mercado de Arte cerró el fin de semana con operaciones por $ 15,5 millones y más de 30.000 visitantes
María Paula Zacharías
(0)
20 de agosto de 2019  

CÓRDOBA.- El Mercado de Arte de Córdoba fue durante el fin de semana una burbuja feliz para el arte: una feria federal en la que invitados especiales compraron obras (en pesos), no se habló de política y se compartió el interés por hacer entre todos una escena descentralizada. Mientras, colmaron los pasillos visitantes de todo tipo, porque la carpa estaba montada en el Cabildo y la plaza central, con acceso gratuito. De viernes a domingo pasaron por allí más de 30.000 personas (en 2018 duro un día más y el público trepó a 50.000).

Las cuentas finales dicen que se vendieron 318 obras por $15.535.003 (el año pasado la cuenta daba poco más de nueve millones). La más cotizada, una de Raúl Díaz, por $1.200.000, en Vía Margutta. Alcanzaron las transacciones por seis cifras una fotografía de Laura Glusman, en la galería rosarina Diego Obligado, y esculturas de Fernando Brizuela en la porteña Cecilia Caballero. Y hubo muchas ventas de piezas de precios menores, como las pinturas de Daiana Martinello de $ 12.500, en la galería Luogo, de Rafaela, o las piezas de Guzmán Paz, de entre $15.000 y 55.000, en UV Estudios. El artista se paseaba con una túnica roja que llevaba la inscripción: "Cotización del dólar". No tenía números esa pizarra ambulante, pero las obras se vendieron a precios pesificados. "Acá no hay grieta. Creo en el poder de unión del arte", dijo Caballero, aunque frente a él, en el stand de Essa Unquillo, había una obra de Juan Pablo Liboá con alambres de púas y un friso de billetes verdes.

Esta fue la séptima edición y es el fruto de muchos entusiasmos: primero, el de la directora general de Desarrollo y Cooperación Cultural, Natalia Albanese, su creadora e impulsora junto con el secretario de Cultura, Pancho Marchiaro. Supieron tejer alianzas con más de treinta instituciones para que este encuentro fuera sostenible, organizado desde el municipio junto con la Fundación Pro Arte Córdoba, y el gobierno y la universidad provinciales, lo que permitió ofrecer stands accesibles. Participaron 65 galerías, casi la mitad de esta provincia.

Con variedad de artistas y estilos, pero calidad pareja, hubo maestros indiscutibles y espacios emergentes. El lema curatorial fue "Mirada situada", de Celina Hafford. "Todos vivimos en esta época y a todos nos cuesta descifrarla. Todos tenemos una forma de mirar. En la suma de miradas se completa el arte contemporáneo", explica.

El país invitado, Chile, contó con seis galerías. Fueron récord los visitantes de la comunidad artística nacional (la cúpula de arteBA, coleccionistas, curadores, funcionarios de cultura de diferentes administraciones, muchos artistas). Hubo también figuras internacionales, como Mari Carmen Ramírez, disertante en el nutrido auditorio. Los coleccionistas Joaquín Rodríguez y Abel Guaglianone contagiaron su apoyo a 80 potenciales compradores que fueron en busca de tesoros a la feria. También, juntaron fondos para el Premio en Obra, que repartió $ 140.000 entre dos espacios emergentes, galerías Fuga y Mantera, y dos artistas, Las Hijas de Israel y Rodolfo Sousa.

Otro galardón, el Premio Argentino de Arte Público, fue para Inés Pereira. Por el Programa Adquisición de la feria, el Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén se quedó con una obra de Fabián Nonino, de la Galería Selvanegra, y el Museo Municipal de Bellas Artes Genaro Pérez incorporó a Rosalba Mirabella, de Taller Galería. La obra de Marisol San Jorge, de El Gran Vidrio, se sumará al Bellas Artes de Corrientes.

Con un programa para chicos y proyecciones de cine, la feria se expandió con muestras paralelas. "Hay que empezar a descentralizar el arte", dijo José Luis Lorenzo, anfitrión en una multitudinaria inauguración de Espacio Colón.

El gobierno de esta ciudad ha cambiado de signo, tras ocho años. Quedó una audiencia habituada al arte contemporáneo y una escena que se ha ido profesionalizando. Ya hay una ordenanza para asegurar la continuidad del Mercado de Arte y se fundó un consejo asesor para contener el proyecto, con coleccionistas, galeristas y gestores culturales. Todos ellos esperan que lo bueno de esta feria, que es mucho, continúe.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.