La Noche de las Ideas, pensar el tiempo y la actualidad en la orilla

La playa y la performance son dos marcas de fábrica de la iniciativa francesa
La playa y la performance son dos marcas de fábrica de la iniciativa francesa Fuente: LA NACION
Intelectuales y artistas se reunieron en Ostende y Mar del Plata para un evento que ya es un clásico del verano
(0)
3 de febrero de 2019  

Finalizó ayer en Mar del Plata "La noche de las ideas", una cita internacional convocada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia que en nuestro país tiene un formato especial: dura cuatro días y se hace en dos ciudades. La Noche propiamente hablando fue la del jueves pasado. Ese día se reunieron en cien ciudades de sesenta y cinco países cientos de intelectuales, investigadores y artistas para reflexionar "De cara al presente. Revisitar el pasado. Imaginar futuros inéditos".

En el país la tercera edición de La Noche de las Ideas fue organizada por la embajada francesa en conjunto con un grupo de empresas, universidades y varios municipios y organismos gubernamentales. Esta vez, como el año pasado, se hizo en el Viejo Hotel Ostende, en Pinamar, y el Museo del Mar, en Mar del Plata.

La presencia de medio centenar de intelectuales sorprendió a los veraneantes con performances, disertaciones y diálogos a orillas del mar.

El devenir del tiempo fue el eje de gran parte de los encuentros que comenzaron en Ostende el miércoles, luego de un acto de apertura en el que participaron los secretarios nacionales de Cultura, Pablo Avelluto , y del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, y el intendente de Pinamar, Martín Yeza.

La invitada de mayor prestigio académico, la filósofa y filóloga francesa Bárbara Cassin, puso en marcha el programa al disertar sobre uno de los temas que más la ocupan y preocupan en este tiempo: los refugiados e inmigrantes. "Un problema del presente que existe desde la noche de los tiempos, pero que se ha tornado hoy muy agudo y probablemente sea cada vez más agudo en el futuro".

Cassin, de 71 años, especialista en filosofía antigua, miembro de la Academia Francesa y del Centro Nacional para la Investigación Científica de su país, trabajaba en Sudáfrica cuando Nelson Mandela abolió el apartheid. Recordó que en 1943 Hannah Arendt escribió: "Aparentemente nadie quiere saber que la historia contemporánea ha engendrado un nuevo tipo de seres humanos, los que fueron enviados a campos de concentración por sus enemigos, y a campos de internación (o internamiento) por sus amigos". Luego, afirmó: "Hoy florecen por todas partes esos campos de internación de refugiados".

A una pregunta de alguien del público sobre qué se puede hacer con el drama de los inmigrantes, la filósofa contó sobre el proyecto Casas de la Sabiduría, que ella está llevando adelante en Francia para asistir a los que ingresan a ese país y en el que sobre todo se intenta ayudar a que los recién llegados comprendan la cultura y el idioma del país que los recibe. Para ello también aludió a Arendt cuando, ya viviendo en los Estados Unidos, aseveró que su intención era conservar el acento alemán. "El acento es la lengua debajo de la lengua. Su única patria [de Arendt] era la lengua alemana. Su patria era el idioma. Esto nos tiene que hacer pensar en el modo en que tratamos a las personas que llegan", dijo Cassin. Y luego, también ante una pregunta sobre la conducta de los países europeos frente a los refugiados, aseveró: "Europa es escandalosa y tendremos que responder frente a nuestros hijos por eso. Yo ya no hablo más del mar Mediterráneo, sino de muerte Mediterránea".

Guillaume Boccara, director del Centro Franco Argentino, contó a La Nación que en 2016, cuando desde Francia los invitaron a sumarse a la propuesta que por entonces estaba naciendo, ellos aceptaron gustosos y plantearon hacerlo en la costa "porque en enero en Buenos Aires no hay mucha gente" y, visto que debían trasladar varios kilómetros medio centenar de personas, ampliaron el programa para dos jornadas en vez de una, como es la propuesta original. Tras el éxito de la primera edición y la cercanía con Mar del Plata, destino turístico de muchos argentinos, se agregaron otros dos días.

Para el biólogo Diego Golombek, quien tituló su charla "El tiempo no espera a nadie" y también participó de las dos ediciones anteriores, "sentarse a reflexionar sobre cualquier cosa en este momento en la Argentina es muy valioso, porque el mundo corre y nuestro país también, pero la Argentina corre siempre al corto plazo y la coyuntura, no paramos la pelota para ver de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos".

En el segundo día de La Noche de las Ideas se destacaron las intervenciones del cantante Brian Chambouleyron y del historiador Patrick Boucheron. Mucho entusiasmo provocó la reivindicación de la historia como filosofía práctica del actuar humano que hizo Boucheron en el bar colmado del Viejo Hotel en su charla sobre "La historia que se viene". "Estar frente al presente no es imaginar mundos mejores, sino afinar la atención. La historia del porvenir es una moral de la atención", dijo. Y compartió que sueña con una historia que no tenga principio ni fin, "que podamos abordarla en el momento en que queramos". Agregó que en la historia no busca solo casos virtuosos, sino también "ampliar nuestra experiencia" y aprender "de qué somos capaces los hombres y mujeres en la sociedad", de los errores y también de los "recursos de inventiva y de coraje".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.