La Noche de la Filosofía le puso el calor del pensamiento al invierno

El público durante el espectáculo de tango en la pista central
El público durante el espectáculo de tango en la pista central Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Natalia Blanc
(0)
29 de junio de 2019  

En una noche de invierno fría y húmeda fueron muchos los que, en lugar de quedarse en casa, salieron emponchados para sumarse a la quinta edición de la Noche de la Filosofía en el CCK ayer. Con la incorporación de charlas sobre tango en la pista de baile, muestra de arte atravesada por la matemática y el psicoanálisis y una fuerte presencia de las ciencias duras, la maratón dedicada al pensamiento crítico se consolida como una de las jornadas culturales preferidas del público porteño.

A sala llena y con la mitad de las conferencias con entradas agotadas desde temprano, la noche filosófica se extendió hasta las 2 de la mañana para alegría de los trasnochadores. Plano en mano, el público recorrió los pasillos del viejo correo para seguir a los pensadores invitados desde los auditorios de cada piso a la terraza de la sala sinfónica, donde se encuentra el espacio del Ágora, para los diálogos e intercambio de ideas. Allí se pudo hacer preguntas y deslizar opiniones, como sucedió en 2018 cuando un grupo de trabajadores de la agencia de noticias Télam pidió el micrófono para protestar contra los despidos y recibió el apoyo de parte de los asistentes y oradores. Este año, algunos de los invitados de otras ediciones, como Pablo Alabarces y Dario Szeta, decidieron no participar. Se sumaron, en cambio, estudiantes de doctorado de diversas carreras que contaron al público, en apenas cuatro minutos, qué temas investigan para sus respectivas tesis. El menú es variado: diversidad sexual, fotografía y memoria, juego y justicia, teatro y performance y hasta uno inquietante: ¿por qué nos peleamos?

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, participó del evento. Y dijo: "En esta nueva edición, con la pasión por la diversidad que tenemos los argentinos, se debatieron los temas del presente y los temas permanentes: temas ambientales y de género, el futuro de la humanidad y las desigualdades, ciencia y arte, centro y periferia, inteligencia artificial y Big data".

Los preferidos del público

La Noche de la Filosofía en el CCK
La Noche de la Filosofía en el CCK Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Tomás Abraham, que inauguró el encuentro a las 19 con una charla sobre Michel Foucault y Juan Bautista Alberdi para analizar desde la biopolítica el fenómeno de la construcción de la población argentina, fue uno de los más convocantes en el arranque de los diálogos en el Ágora. Mientras allí había cuatro encuentros simultáneos entre los pensadores y el público, todos sentados en ronda, en la pista de planta baja se reunían los milongueros para escuchar a Oscar Conde.

Otra figura muy convocante fue el alemán Markus Gabriel, figura de la noche por su controvertida postura acerca de la no existencia del mundo. Gabriel y otros invitados internacionales firmaron libros a sus seguidores en el Hall del Salón de los Escudos.

Tomás Abraham, inauguró el encuentro con una charla sobre Michel Foucault y Juan Bautista Alberdi
Tomás Abraham, inauguró el encuentro con una charla sobre Michel Foucault y Juan Bautista Alberdi Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Algunos amenizaron la fila de entrada con mate y lecturas
Algunos amenizaron la fila de entrada con mate y lecturas Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Conde, especialista en lunfardo, copó la plaza seca de la planta baja para desmenuzar letras de tango en el mismo lugar donde el CCK suele organizar milongas por la noches. Antes de su charla, ya había baile en la pista central. Cerca de ahí estaban los puestos de comida y las mesas para detener un rato la marcha y sentarse a morfar, como dice Conde. Es que para seguir la maratón a buen ritmo y no perderse ningún hit había que organizarse y estar preparado. En esta quinta edición, muchos ya estaban entrenados. Llegaron con los recorridos armados y los tickets de ingreso gratuito que se entregaron desde las 15. Otros, más improvisados, hicieron fila frentes los mostradores de la planta baja durante largo rato, que amenizaron con mate y lecturas. En el Hall central se instaló un puesto de venta de libros filosóficos de la librería Las mil y una hojas.

El arte presente durante el recorrido de la Noche de la Filosofía
El arte presente durante el recorrido de la Noche de la Filosofía Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Las paradas que nadie queria perderse fueron la conferencia peripatetica del artista Jean-Michel Othoniel y el matemático Aubin Arroyo: una caminata dialogada en medio de las enormes esculturas de vidrio de Othoniel que se pueden ver por primera vez en el país; las dos charlas del historiador francés Francois Hartog sobre el presente y el futuro de la historia (de las primeras en agotarse); y la disertación sobre el tiempo del biólogo Diego Golombek, poco antes de la medianoche. Para los insomnes que se quedaron hasta el final estaba previsto un cruce de ideas frescas de jóvenes investigadores a partir de la 1 AM y proyecciones de documentales filosóficos para ver en cómodas reposeras.

Música y juego para los más chicos
Música y juego para los más chicos Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Tango en la pista central
Tango en la pista central Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Música y juego para los más chicos
Música y juego para los más chicos Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.