La UBA festeja con una megamuestra

Se trata de un recorrido histórico por varios edificios; en la apertura hablaron Sileoni y Hallú
Se trata de un recorrido histórico por varios edificios; en la apertura hablaron Sileoni y Hallú
Alejandra Rey
(0)
27 de agosto de 2011  

De pronto se mezcló el tiempo, y con mucha naturalidad convivieron repentinamente el rector de la Universidad de Buenos Aires, Rubén Hallú, con Antonio Sáenz, la primera autoridad de la casa de altos estudios. Fue ayer en la iglesia de San Ignacio, en la calle Bolívar, el mismo lugar en el que el 12 de agosto de 1821 nació la UBA, y en el que comenzó a escribirse una nueva página de la educación argentina.

Ese fue también el lugar elegido para dar comienzo a la megamuestra gratuita llamada "Recorrido histórico", en celebración de los 190 años de la UBA, que incluye, según se anunció, "unas 500 actividades académicas, científicas, culturales y de salud" en facultades, colegios, hospitales y centros culturales de la institución (ver aparte).

Frente a un auditorio repleto, habló en primer término el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, quien saludó "a todos y a todas", fórmula creada por la presidenta Cristina Fernández y repetida luego por otros funcionarios del Gobierno. Con un discurso de tono político, Sileoni se refirió especialmente al pasado, a la desaparición de alumnos, docentes y no docentes durante la última dictadura, y señaló que la masividad y calidad "pueden ir de la mano y es lo que queremos desde el Gobierno".

Destacó a los cinco alumnos de esos claustros que luego fueron elegidos para el premio Nobel: Bernardo Houssay, Luis Federico Leloir, Carlos Saavedra Lamas, César Milstein y Adolfo Pérez Esquivel, presente en el atrio. Sileoni repasó los avances que a su juicio logró el gobierno kirchnerista en materia educativa, y afirmó que "la educación es el más poderoso método de igualdad social" y que "masividad y calidad" no son antagónicos.

Nora Cortiñas (Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora) y Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo) también fueron mencionadas por Sileoni: "Queridas madres y abuelas", dijo, para luego recordar la suspensión por parte de Juan Domingo Perón de los aranceles universitarios, en 1949, un hecho que, señaló, fue largamente silenciado.

Al término de su alocución, saludó a los compañeros de asiento: el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, y el ministro de Educación de la ciudad, Esteban Bullrich.

Tras saludar también "a todos y a todas", Hallú, con un tono menos político, sostuvo que "la educación superior puede y debe ponerse a la vanguardia de los cambios y las anticipaciones" y se solidarizó con lo que ocurre en Chile, aunque no dijo si lo hacía con los estudiantes o con el presidente. Si, aclaró, que "no hay nada que justifique llevarse la vida de alguien".

Hallú trazó una pequeña historia de la UBA, contó su orgullo por ser egresado de esos claustros, posó para la foto con los actores que vestidos de época realizaron una dramatización de la creación de la universidad y celebró con todos los consejeros de las facultades estos primeros 190 años.

Tras la actuación del coro de la UBA, Hallú se dirigió al Colegio Nacional de Buenos Aires, donde dejó inaugurados formalmente los festejos. Allí, cientos de personas ya recorrían las salas donde había exposiciones, charlas, conferencias, un centro de orientación e inscripción para el CBC, tango, música y otras actividades culturales.

Además de cinco Premios Nobel, 17 presidentes de la Nación pasaron por las aulas de la UBA, como así también un gran número de personalidades de las letras, la cultura, el deporte y la política.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.