Las donaciones de Antonio Seguí al Museo del Grabado, en una muestra que reúne medio siglo de obras del artista

Pasar la frontera, una de las obras donadas por Seguí al museo
Pasar la frontera, una de las obras donadas por Seguí al museo Crédito: Gentileza Museo Nacional del Grabado
Celina Chatruc
(0)
18 de febrero de 2020  • 08:25

Sonó el teléfono en octubre en su casa de Arcueil, en los suburbios de París, donde vive desde 1963. Antonio Seguí escuchó la propuesta que Julio Suaya le hacía desde Buenos Aires: quería organizar una muestra dedicada a él en el Museo Nacional del Grabado , con obras del acervo del museo y de su propia colección. De inmediato el artista respondió, con su típico humor cordobés: "¡Pero no deben tener de las últimas épocas! Yo las facilito y además les donaré una serie de carborundums, que es lo que estoy haciendo ahora . Y me están saliendo bastante bien, ¿sabe?"

Como resultado de ese acto de generosidad, la muestra que se inaugurará hoy, a las 19, con entrada gratis, reunirá sesenta grabados realizados durante más de medio siglo. Incluidas las 16 piezas recientes donadas por el artista al museo, sin sede propia , que se aloja en forma provisional en la Casa Nacional del Bicentenario . Según informaron fuentes oficiales a LA NACION una posibilidad es que su acervo, guardado ahora en depósitos, se mude a Rosario para integrar el futuro Museo Nacional de Gráfica .

Corbata, obra de la colección de Antonio Seguí
Corbata, obra de la colección de Antonio Seguí Crédito: Gentileza Museo Nacional del Grabado

"Fui cómplice de la idea de Julio para sacar adelante el museo", dijo Seguí a LA NACION desde Córdoba, su ciudad natal, a la que regresa todos los veranos porque la considera "el litio" de su trabajo. Este gesto se suma a otras importantes donaciones realizadas en las últimas dos décadas: cedió obras propias y de otros artistas al Centro de Arte Contemporáneo del Château Carreras y cientos de piezas gráficas al Museo de Arte Moderno de Buenos Aires .

Estas acciones cobran especial relevancia en el contexto económico actual de la Argentina, país que supo tener durante el siglo pasado su época "de vacas gordas", con coleccionistas que alimentaron los acervos de los museos públicos locales . En los últimos años fueron algunas empresas y los propios artistas quienes tomaron la posta: Sara Facio donó 172 fotografías de grandes autores al Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) , que también recibió la colección Rabobank , y la familia de León Ferrari hizo lo propio con 72 dibujos que cedió al Museo de Arte Moderno de Buenos Aires tras la muerte del ganador del León de Oro en la Bienal de Venecia.

Obra sin título de la colección de Julio Suaya
Obra sin título de la colección de Julio Suaya Crédito: Gentileza Museo Nacional del Grabado

La "madre de todas las bienales" también expuso obra de Seguí, que representó allí al país en 1964 y 1984. Ganador de prestigiosos premios como el Di Tella , varios Konex y la máxima distinción del Fondo Nacional de las Artes , entre otros, tuvo retrospectivas en museos como el MNBA, el Moderno y el Pompidou , y meses atrás marcó un récord en subastas nacionales , cuando una pintura suya se vendió en Roldán por 229.000 dólares.

Realizada en 1963, esta última se titula Caja con señores y está dedicada a sus característicos personajes con sombrero que aluden a la alienación de la vida urbana . Esos que apenas aparecen como tristes sombras en la más contemporánea Pasar la frontera (2019), retrato de cuatro siluetas humanas y un perro bajo un cielo nublado, que ahora conforma la colección del Museo Nacional del Grabado.

"Cambiar de técnica es una de las cosas que más me ha entusiasmado siempre, desde que empecé", dice este pintor, escultor e ilustrador nacido en 1934 , en el catálogo de la exposición. "En grabado en particular he usado todas las técnicas que he ido conociendo -agrega-, porque es el medio que me resulta más inmediato y más fresco. Y, a partir de una cierta época, me he especializado en el carborúndum, que me conviene por su espontaneidad, por la materia que produce y porque sus resultados se ven más inmediatamente."

Detalle de Gros rapport, porfolio Sans démagogie XVII, obra de la colección del Museo Nacional del Grabado
Detalle de Gros rapport, porfolio Sans démagogie XVII, obra de la colección del Museo Nacional del Grabado Crédito: Gentileza Museo Nacional del Grabado

Esos resultados son unas figuras simples compuestas por trazos gruesos, dibujadas sobre una matriz con pasta de carburo de silicio y resinas sintéticas antes de imprimirlas sobre papel. Síntesis de una obra que abarcó también composiciones coloridas y complejas, como lo demuestran las litografías, fotograbados, aguafuertes, aguatintas, serigrafías, carbolitografías y linograbados que también se incluyen en la muestra.

"El grabado es un arte múltiple y, por ello, generoso", destaca el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer , en su texto del catálogo. En esa misma línea, la historiadora del arte Justina Socas señala que "el grabado, al permitir producir múltiples imágenes a partir de una misma superficie rígida, posibilita y estimula la difusión y democratización de imágenes e ideas a través del arte".

Detalle de Repertorio, porfolio Sans démagogie XVI, obra de la colección del Museo Nacional del Grabado
Detalle de Repertorio, porfolio Sans démagogie XVI, obra de la colección del Museo Nacional del Grabado Crédito: Gentileza Museo Nacional del Grabado

Ese lenguaje universal sin pretenciones funciona, incluso, como puente cultural. "Elegí colgar la litografía París-Buenos Aires arriba de mi escritorio en la Embajada, para inspirarme cada día a fortalecer el diálogo franco-argentino", asegura Claudia Scherer-Effosse , embajadora de Francia en la Argentina , que colaboró en el auspicio de esta muestra.

Como bien lo demostraron Julio Le Parc , con el megahomenaje que tomó Buenos Aires y la donación de su móvil al Centro Cultural Kirchner; Pablo Reinoso , con su escultura donada a la ciudad, y ahora Seguí, ese diálogo es cada vez más fluido.

Para agendar

  • Antonio Seguí. Grabados del patrimonio, colecciones y donación
  • Inauguración : 18 de febrero, a las 19
  • Dirección: Casa Nacional del Bicentenario (Riobamba 985, 4° piso)
  • Martes a domingo y feriados, de 12 a 20. Entrada gratis

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.