srcset

Arte y Cultura

Liliana Porter, la reparadora de sueños

Celina Chatruc
(0)
18 de abril de 2020  

Margarita había perdido a casi todos sus hermanos cuando el último que le quedaba murió junto a su padre. Aquel incendio fatal la dejó, también, sin casa. Lejos de desesperarse, aprendió a disfrutar cada momento.

"Todo este desastre podría haberla convertido en una amargada y sin embargo era todo lo contrario", dice Liliana Porter sobre su madre, de origen rumano, quien le enseñó "a no tenerle miedo a nada" y a refugiarse en "la fantasía como forma de salvación". "Se reinventaba la vida todo el tiempo -agregó la artista en una entrevista con Ana Tiscornia-. Escribía, dibujaba, hacía grabado, me hacía un vestido, arreglaba la casa, todo con la misma intensidad y entrega".

Su padre, Julio, le legó el sentido del humor y la pasión por contar historias. Escritor y director de cine, él le transmitió también ese entusiasmo por los mundos de ficción que están presentes en sus obras.

Admiradora de Jorge Luis Borges, eligió una cita suya para iniciar Breaking News, el video que arteBA Fundación publica en estos días en su cuenta de Instagram TV: "Cuando no hay en la tierra una sola cosa que el olvido no borre o que la memoria no altere y cuando nadie sabe en qué imágenes lo traducirá el porvenir".

Obra exhibida en la muestra actual en Houston
Obra exhibida en la muestra actual en Houston Crédito: Gentileza galería Sicardi-Ayers-Bacino

Una incertidumbre presente como nunca en estos tiempos, que no parecen angustiar a Porter. "Esta pausa, este silencio, es oportuno para pensar. Creo que en ese aspecto puede tener consecuencias positivas e inesperadas", dijo a LA NACION en plena cuarentena desde Nueva York, donde se radicó en 1964, mientras inauguraba una muestra en Houston.

Esa actitud optimista la trasladó también a los pequeños muñecos que habitan gran parte de sus creaciones: abocados a tareas que parecen superar sus fuerzas, sometidos a veces a situaciones trágicas, limpian o reparan con paciencia y perseverancia, como si el tiempo se hubiera detenido.

Cualquier semejanza con la actualidad no es mera coincidencia. La relación con "lo que llamamos realidad" es uno de los ejes de su producción, que abarca grabados, dibujos, instalaciones, objetos, fotografía, video y teatro. Además de estar representada en las colecciones de los principales museos del mundo participó de la Bienal de Venecia con una instalación exhibida en el Malba y adquirida por el Pérez Art Museum Miami.

Su proyecto más reciente, filmado con celulares por actores en sus casas, está destinado a difundirse por redes sociales. Una prueba más de que siempre está dispuesta a reinventarse, igual que su madre.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.