Maradona en foco: el arte de sacarle una foto a Dios