Murió el escritor David Viñas

El prestigioso historiador falleció anoche a causa de una complicación provocada por una neumonía; entre sus obras se destacan Un Dios cotidiano, Dar la cara y Jauría
(0)
11 de marzo de 2011  • 00:52

El escritor e historiador David Viñas murió anoche tras sufrir una complicación provocada por una neumonía.

Viñas había sido internado en una sala de terapia intensiva el 22 de febrero con síntomas de deshidratación como consecuencia de una infección generalizada que había causado la neumonía, según informaron fuentes médicas del Sanatorio Güemes a la agencia DyN.

Viñas fue uno de los autores más prolíficos y versátiles de la literatura argentina, porque abarcó tanto el teatro como el ensayo.

Durante su trayectoria recibió los premios Nacional de Literatura, de Teatro, de la Crítica y Gerchunoff, entre otras distinciones.

Entre sus mejores obras se destacan Un Dios cotidiano, Dar la cara, Jauría, Los dueños de la tierra y Cuerpo a Cuerpo.

En el período 1973 y 1983, se desempeñó como profesor de Literatura en universidades de los Estados Unidos, Alemania y Dinamarca. Con el regreso de la democracia, Viñas volvió a la Argentina para ser titular de la Cátedra de Literatura argentina de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad de Buenos Aires. Durante la dictadura militar, en tanto, fuerzas represoras secuestraron y desaparecieron a sus hijos María Adelaida y Lorenzo Ismael.

En 1991, Viñas rechazó la Beca Guggenheim en una decisión que consideró "un homenaje" a sus hijos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.