Murió Franco Maria Ricci, creador de "la revista más linda del mundo" y amigo de Borges

Intelectual, dandy y cosmopolita, editor, coleccionista y amante de la elegancia, Franco Maria Ricci murió en Parma a los 82 años
Intelectual, dandy y cosmopolita, editor, coleccionista y amante de la elegancia, Franco Maria Ricci murió en Parma a los 82 años Fuente: Archivo
Elisabetta Piqué
(0)
11 de septiembre de 2020  • 15:53

ROMA.- Murió ayer en su residencia campestre de las afueras de Parma, a los 82 años, el marqués Franco Maria Ricci, editor de libros de lujo, creador de FMR -sus iniciales, pero que en francés se lee ephémere (efímero)-, publicación bimensual de arte y cultura considerada "la revista más linda del mundo". Intelectual, dandy y cosmopolita, empedernido coleccionista, bibilófilo, amante de la belleza y de la elegancia, Franco Maria Ricci fue amigo de Jorge Luis Borges, que fue muchas veces su huésped en Italia y dirigió para él "La Biblioteca de Babel", una colección de literatura fantástica. Franco Maria Ricci hasta fue quien convenció a María Kodama de casarse con él, según contó hace años en una entrevista con La Nación.

"Cuando Borges estaba ya muy enfermo en Ginebra, donde yo lo visitaba todas las semanas, convencí a Kodama de que se casara con él. Recuerdo que él solía tomarme las manos y decirme: "Franco, convencé a María de que se case conmigo, yo quiero morir sabiendo que María es mi mujer"", reveló entonces.

De familia aristocrática, Franco Maria Ricci nació en Parma el 2 de diciembre de 1937. Licenciado en geología y amante del arte y del diseño gráfico, comenzó su actividad editorial en 1963. Entonces, su pasión por Giambattista Bodoni, tipógrafo de fines del siglo XVIII y creador de aquellos caracteres ponderados por su elegancia y simpleza, lo llevó a editar 900 ejemplares de su Manual Tipográfico, en tres volúmenes. El inesperado éxito de esa primera idea significó su comienzo como editor para un público de elite: primero con una serie de colecciones de libros de extraordinaria calidad, de tirada limitada e impecable diseño, con papeles artesanales, refinadísimos, impresiones en oro, tapas de seda. Entonces aparecieron textos literarios y libros de arte raros, acompañados pro palabras de personajes como como Jorge Luis Borges, Umberto Eco, Roland Barthes, Italo Calvino, Alberto Arbasino y Julio Cortázar, entre otros. Una de sus grandes hazañas fue, en 1970, la reimpresión de la Enciclopedia de Diderot y d'Alemebert, que le valió recibir en 2005 en Francia el prestigioso reconocimiento honorario de "commandeur de l'ordre des Artres et des Lettres".

Pero fue en 1982 que, junto a su compañera, Laura Casalis, saltó a la fama internacional, al crear la revista FMR, ícono de gusto y elegancia, famosa por su tapa negra con las iniciales y un trébol, una calidad tipográfica excelente, estupendas fotografías sobre fondo negro lúcido y textos de grandes plumas. "La revista más linda del mundo", la definió Jacqueline Kennedy al ser invitada a la fiesta de lanzamiento de la publicación en Nueva York, ciudad donde su editorial abrió luego una magnífica librería, como también hizo en París, Ciudad de México y Roma.

Esta refinada y exquisita revista bimensual, que llegó a salir en versiones en cuatro idiomas, fue en cambio definida por Federico Fellini como "una perla negra".

El marqués y su laberinto

En 2002 la editorial fue comprada por el grupo Art'é y, dos años más tarde, también fue cedida la revista, que al cambiar de formato y nombre concluyó una historia llena de gloria. Pero, como recordaron hoy sendos artículos aparecidos en la prensa italiana, Franco Maria Ricci le dedicó entonces toda su energía y pasión a un último gran proyecto: la realización del Laberinto della Masone, el mayor laberinto del mundo, que surge en un predio de 7 hectáreas cerca de su casa de Fontanellato, en provincia de Parma. Un proyecto cultural que se remonta a su amistad con Borges, que después de diez años de trabajo, inauguró en 2015 y que suele ser visitado por centenares de personas.

En forma unánime, el mundo de la cultura italiano expresó su pésame por la muerte de este intelectual neoclásico, debida a un infarto que le puso fin a una larga enfermedad. "Es un gran dolor; despedimos a un intelectual de extraordinaria sensibilidad e inteligencia, un editor culto y refinado, un hombre que siempre trabajó para divulgar el conocimiento de nuestro patrimonio cultural", dijo el ministro de Cultura, Dario Franceschini. Simone Marcelli, director de un documental realizado en 2017, titualdo Ephémere. La belleza inevitable, no dudó en afirmar que Franco Maria Ricci "fue el último representante del hombre del Renacimiento, atraído por lo bello en cualquiera de sus formas, capaz de reconocer gracia y elegancia donde los otros no la veían".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.