Pablo Maurette: “Los clásicos nos atraviesan aun cuando no los hayamos leído”