Palabra de autor: 10 escritores cuentan qué buscan

La Feria puede ser una selva de papel en la que resulta difícil orientarse; una guía caprichosa y variada con propios y ajenos
(0)
10 de mayo de 2019  

Jorge Fernández Díaz, autor de El puñal y la herida

Voy a comprar Diccionario de la Lengua de la Argentina, un trabajo impresionante que hicieron especialistas de la Academia Argentina de Letras. Debería estar en todas las redacciones y escuelas, y me atrevería a decir que en todas las casas.

Josefina Delgado, escritora y gestora

Opto por Sergio Ramírez ( Ya nadie llora por mí), Rafel Nadal ( La señora Stendhal); Alfredo Bryce Echenique ( Permiso para retirarme). Suelo elegir en relación con mis gustos personales, pero también tratando de completar la obra de autores a los que sigo.

María Rosa Lojo, escribió Todos éramos hijos

Quiero llevarme textos de escritores y escritoras catalanes, empezando por Espejo roto , una novela de la maravillosa Mercé Rodoreda. Por otro lado, me interesan los Libros proféticos, de William Blake, en dos tomos, publicados por El Hilo de Ariadna.

Enrique Avogadro, ministro de cultura porteño

¿Por qué funciona el populismo? (Siglo XXI), de María Esperanza Casullo. Bombo, el reaparecido (Seix Barral), de Mario Santucho. Por último, La noche (Fiordo), de Al Álvarez. Fiordo tiene un catálogo exquisito y siempre original.

Martín Kohan, novelista y crítico

De María Esther Gilio, Emergentes; de Daniel Samoilovich, La ansiedad perfecta; de Daniel Guebel, Arnulfo, o los infortunios de un príncipe (este lo voy a regalar). Los tres libros a $200 (una ganga). Libros difíciles de conseguir, a buen precio.

Rodolfo Alonso, poeta y traductor

Cada vez soy más reacio a caer por la Feria, que me aturde y abruma. Pero, si volviera a incurrir, buscaría los rincones más secretos y fecundos. Editoriales nada mercenarias y adictas a la gran poesía: Eduvim, Argonauta, Alción, Duino.

Patricia Sagastizábal, autora de Un secreto para Julia

Voy a volver a comprar dos libros que presté porque quiero volver a leerlos. Me refiero a Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro. La otra es El absoluto, de Daniel Guebel, una novela increíble y disparatada como casi todo lo que he leído de él.

Leopoldo Brizuela, autor de Ensenada

Voy a comprar Opus Gelber, de Leila Guerriero. Una de las mejores escritoras argentinas observa a un personaje entrañable y estrambótico. Diario de un hijo, de Tute. Y el segundo tomo de los Diarios, de Abelardo Castillo.

Paula Pérez Alonso, narradora y editora

Los perplejos, de Cynthia Rimsky. Me atrae su cruce entre poesía, ensayo y relato. La intromisión, de Muriel Spark. Y la nueva novela de Mariana Dimópulos Quemar el cielo, porque es una de las escritoras que más me interesan.

Jorge Aulicino, poeta y traductor

La actualidad innombrable, de Roberto Calasso, porque es uno de los autores que más me interesan en la actualidad, cultor del ensayo como género absoluto. Cantos, de Ezra Pound, traducidos por Jan de Jager. Y El tabernáculo, de Ricardo Molinari.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.