Palabras para festejar el Día Mundial de la Poesía

Ida Vitale, poeta rioplatense y Premio Cervantes
Ida Vitale, poeta rioplatense y Premio Cervantes Fuente: Archivo
Daniel Gigena
(0)
21 de marzo de 2019  • 15:59

"La poesía es una manifestación de la diversidad en el diálogo, de la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, de la creatividad y de la innovación. La poesía contribuye a la diversidad creativa al cuestionar de manera siempre renovada la forma en que usamos las palabras y las cosas, y nuestros modos de percibir e interpretar la realidad. Merced a sus asociaciones y metáforas y a su gramática singular, el lenguaje poético constituye, pues, otra faceta posible del diálogo entre las culturas", postula el documento que la Unesco dio a conocer en París, en 1999. Desde ese año, el 21 de marzo se celebra Día Mundial de la Poesía.

Con actos, lecturas y acciones en la vía pública en varias ciudades del mundo, el género literario asociado con la belleza verbal, la expresión de sentimientos, la observación del paisaje y las reflexiones sobre el lenguaje, la denuncia de las injusticias y el tributo a las tradiciones populares se convierte en centro de atención de los pueblos (en parte, ese es el sentido de los días internacionales). En muchos países, grandes poetas son portavoces y emblemas de las literaturas nacionales: Dante Alighieri en Italia, William Shakespeare en el Reino Unido, Aleksandr Pushkin en Rusia, Johann Wolfgang von Goethe en Alemania, José Hernández en la Argentina.

"Este día tiene como propósito promover la enseñanza de la poesía, fomentar la tradición oral de los recitales de poesía, apoyar a las pequeñas editoriales, crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas", se destaca en el documento de la Unesco.

Si se implementara tan solo la mitad de ese programa de política cultural propuesto por el organismo internacional, la diversidad lingüística y la experiencia estética estarían garantizadas por décadas. En la Argentina, gran parte de la tarea de promoción de la poesía la llevan a cabo asociaciones y entidades que agrupan a escritores, poetas, editores y libreros.

Elegimos a diez representantes de cinco países de América Latina, dos muy populares y dos no tan conocidos por los lectores, y acercamos una agenda de lecturas y presentaciones de libros en la ciudad de Buenos Aires, desde hoy hasta el sábado.

Argentina

El despertar, de Jorge Luis Borges ( El otro, el mismo, 1964)

Entra la luz y asciendo torpemente

de los sueños al sueño compartido

y las cosas recobran su debido

y esperado lugar y en el presente

converge abrumador y vasto el vago

ayer: las seculares migraciones

del pájaro y del hombre, las legiones

que el hierro destrozó, Roma y Cartago.

Vuelve también la cotidiana historia:

mi voz, mi rostro, mi temor, mi suerte.

¡Ah, si aquel otro despertar, la muerte,

me deparara un tiempo sin memoria

de mi nombre y de todo lo que he sido!

¡Ah, si en esa mañana hubiera olvido!

Prólogo para un otoño, de María Negroni ( Cantar la nada, 2011)

nadie sabe

qué sabe un cuerpo

a la hora de perderse

más aún

si en tales circunstancias

la crispación civil

los besos pálidos

como oriundos de ningún

nadie sabe cómo y cuándo

en su rapaz ternura

las palabras

tan poco y tanto oscuro

el sentimiento

ciertamente

una victoria contra qué

mis reinos sin tu boca

mi muy torpe noche

Chile

Orinoco, de Pablo Neruda ( Canto general, 1950)

Orinoco, déjame en tus márgenes

de aquella hora sin hora:

déjame como entonces ir desnudo,

entrar en tus tinieblas bautismales.

Orinoco de agua escarlata,

déjame hundir las manos que regresan

a tu maternidad, a tu transcurso,

río de razas, patria de raíces,

tu ancho rumor, tu lámina salvaje

viene de donde vengo, de las pobres

y altivas soledades, de un secreto

como una sangre, de una silenciosa

madre de arcilla.

Ahora sí que tú y yo estamos más lejos, de Enrique Lihn ( Álbum de toda especie de poemas, 1988)

Ahora sí que tú y yo estamos más lejos uno del otro

que dos estrellas de diferentes galaxias.

Ningún astrónomo logrará tenernos juntos

en su vertiginoso campo visual

ni el fotógrafo de Cartagena ante su Polaroid

así fue hace la infinidad de siete años

el resto de las imágenes son nubes de la memoria

y de aquella y de todas se ha retirado la vida.

Perú

Piedra negra sobre una piedra blanca, de César Vallejo ( Poemas humanos, 1939)

Me moriré en París con aguacero,

un día del cual tengo ya el recuerdo.

Me moriré en París y no me corro

tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

Jueves será, porque hoy, jueves, que proso

estos versos, los húmeros me he puesto

a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,

con todo mi camino, a verme solo.

César Vallejo ha muerto, le pegaban

todos sin que él les haga nada;

le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos

los días jueves y los huesos húmeros,

la soledad, la lluvia, los caminos.

Felizmente no tengo nada en la cabeza, de Blanca Varela ( Concierto animal, 1999)

felizmente no tengo nada en la cabeza

sino unas pocas ideas equivocadas por cierto

y una memoria sin tiempo ni lugar

nada para poner

nada para dejar

sino huesos cáscaras vacías

un montoncito de cenizas y

con suerte algo de polvo

innominada nada

en lo que fue mi cabeza

México

Vida entrevista, de Octavio Paz ( Condición de nube, 1944)

Relámpagos o peces

en la noche del mar

y pájaros, relámpagos

en la noche del bosque.

Los huesos son relámpagos

en la noche del cuerpo.

Oh mundo, todo es noche

y la vida es relámpago.

Tarde en cámara lenta, de Gabriel Zaid ( Reloj de sol, 1995)

Tu cuerpo, el mundo, corre.

Mis ojos, el mundo, también.

Nadie ama dos veces con los mismos ojos.

Contemplar: confluir.

Uruguay

Sueldo, de Mario Benedetti ( Poemas de la oficina, 1953-1956)

Aquella esperanza que cabía en un dedal,

aquella alta vereda junto al barro,

aquel ir y venir del sueño,

aquel horóscopo de un larguísimo viaje

y el larguísimo viaje con adioses y gente

y países de nieve y corazones

donde cada kilómetro es un cielo distinto,

aquella confianza desde nos cuándo,

aquel juramento hasta nos dónde,

aquella cruzado hacia nos qué,

ese aquel que uno hubiera podido ser

con otro ritmo y alguna lotería,

en fin, para decirlo de una vez por todas,

aquella esperanza que cabía en un dedal

evidentemente no cabe en este sobre

con sucios papeles de tantas manos sucias

que me pagan, el lógico, en cada veintinueve

por tener los libros rubricados al día

y dejar que la vida transcurra,

gotee simplemente

como un aceite rancio.

Estar solo, de Ida Vitale ( Palabra dada, 1953)

Un desventurado estar solo,

un venturoso al borde de uno mismo.

¿Qué menos? ¿Qué más sufres?

¿Qué rosa pides, solo olor y rosa,

solo tacto sutil, color y rosa,

sin ardua espina?

Para agendar

Hoy a las 20 se presenta el libro Madrigal del Diablo , de Jorge Rivelli con la participación de Adriana Litwin, Luis Tedesco, Jorge Aulicino y Santiago Espel. En Tano Cabrón (Jean Jaurés 715). Entrada libre y gratuita.

Mañana a las 19 los poetas Valeria Pariso, Jotaele Andrade y Diego Roel presentan sus libros de poemas en La Casa del Árbol (avenida Córdoba 5217). Entrada libre y gratuita.

A las 21, Ciclo Monserrat y Máspoesía participan mañana del cruce poético +Monserrat #2, con Giselle Hidalgo, Aye Cara, Pola Po, Macarena Cifuentes, Adrián Agosta y Pola Gómez Codina. En Gascón 326.

En el marco del ciclo Transpolar, poesía + narrativa, el sábado a las 19 se presentan Silvia Castro, Adriana Francia, Lidia Rocha, Eduardo Mileo, Miguel Martinez Naón y, desde Rosario, Alejandra Mendez Bujonok. La curaduría de Transpolar, que inicia su séptima temporada, es de Fernando Gabriel Caniza. A las 19, en librería Aquilea (avenida Corrientes 2008). Entrada libre y gratuita.

También el 23, en el Espacio Y Lugar Cultural (Mansilla 2986, entre Agüero y Laprida), de 19 a 21, tendrá lugar La Noche del Sol, encuentro de poesía, con Susana Szwarc, Daniel Arias, Graciela Zanini y Adolfo Ponto. Coordina Alfredo Luna. Entrada libre y gratuita.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.