Por complicaciones por el coronavirus, murió el otro poeta Mario Benedetti

El italiano Mario Benedetti murió ayer a los 64 años en Milán
El italiano Mario Benedetti murió ayer a los 64 años en Milán Fuente: Archivo
Daniel Gigena
(0)
28 de marzo de 2020  • 15:55

Aunque no muchos lo saben (en parte porque sus libros aún no fueron traducidos al español), había otro Mario Benedetti en el mundo de la poesía. El friulano, que se llamaba igual que el uruguayo, murió ayer en Milán a los 64 años . Padecía una enfermedad autoinmune que, desde 2014, lo había obligado a vivir en una institución hospitalaria en esa ciudad y, desde hace pocos días, estaba en terapia intensiva por complicaciones con el coronavirus .

Homónimo del poeta uruguayo que nació cien años atras , el Benedetti italiano había nacido en Nimis el 9 de noviembre de 1955. Elegíaca, con resonancias dialectales y giros de otros idiomas (el esloveno, el alemán y el francés) y una tendencia al ascetismo formal, su escritura fue elogiada en su país y en Francia, donde se lo consideraba una de las voces notables de la lírica contemporánea.

Varios poemas suyos aparecieron en antologías y revistas. Desde los años ochenta, Benedetti se dio a conocer con plaquetas de poesía. En 2004, lanzó el consagratorio Umana gloria, luego Pitture nere su carta (2008) y, en 2013, Tersa morte. El volumen Materiali di un'identità , de 2010, reúne escritos suyos y entrevistas al poeta. "La poesía testifica y comenta, aunque su plan no se refiere a la experiencia de la vida ordinaria, que es casi todo, y lo hace de todos modos. El horizonte poético es más amplio y tiene un tiempo más vasto, pero parece que solo nos perteneciera como una aspiración constante de salvación", declaró en 2017.

"Mario Benedetti escribe sus textos con la paciencia de un artesano que moldea en el taller sus relicarios, que forja sus custodias para el polvo y la memoria. Su escritura surge en una officina , en un verdadero taller poético, uno de los más certeros y más nutrido de herramientas formales de la poesía italiana contemporánea", destacó el poeta y traductor Diego Bentivegna en la antología bilingüe Viaggio in Italia. Ocho poetas italianos contemporáneos (Sigamos Enamoradas, 2009), donde se publicaron sus versiones de los poemas del friulano.

Para Bentivegna, la experiencia del desastre forjó la escritura poética de Benedetti. "El desastre es, en su poesía, como una mancha que se expande: es la muerte de los seres queridos, con la destrucción del núcleo familiar y la pérdida del nido, que se configura en algunas zonas del poemario como muerte colectiva, en sus diferentes facetas", señala el autor de La pura luz . En medio de la tragedia que asola Italia a causa de la pandemia de Covid-19 , se ha perdido una intensa voz poética en el país de Dante Alighieri.

Un poema de Mario Benedetti

Vivir ha sido siempre un sueño grande

Vivir ha sido siempre un sueño grande

y siempre verdadero; doloroso, de alegría.

Vinieron por nuestra risa,

por el llanto contra la mesa o contra el trabajo en el campo.

Vinieron para vernos, esa es la maravilla,

Ese es un hombre, todos esos son hombres.

Era la aguja para las espuertas de paja el ojo límpido,

la rodilla que presionaba el pasto,

en la estampa con el niño dibujado con claridad un lindo día,

y papá muerto, liso y claro

como una baldosa limpia, como la manzana en la bandeja.

Había llegado un pobre desde el confín del bosque y detrás del

cielo,

con las historias de los pobres que venían a los bancos,

y yo lo miraba como si pudieran haber sido estos edificios

con las paredes rajadas de las casas que ya no están.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.