¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? Cuentos para compartir a la distancia

Interior del libro Quiero para mí, de Canticuénticos
Interior del libro Quiero para mí, de Canticuénticos
Natalia Blanc
(0)
23 de marzo de 2019  • 16:02

Virginia y Reinder son venezolanos y como muchos otros venezolanos tuvieron que dejar su país para probar suerte en otros sitios. Ellos se instalaron en la Argentina y, al igual que tantas familias, no tuvieron otra opción que dejar a sus hijos por un tiempo en Venezuela, al cuidado de abuelos y otros familiares, hasta que pudieran conseguir trabajos y viviendas. Inspirado en este caso en especial nació el proyecto "Cuento con voz", que se propone mantener conectados a padres e hijos a través de la lectura a distancia de libros para chicos. La iniciativa está impulsada por la agencia Geometry Argentina y la editorial Pequeño Editor, que ya tiene experiencia en el área de proyectos sociales vinculados con la promoción de la lectura como hizo hace unos años con el lanzamiento de Mi papá estuvo en la selva, un libro con un papel especial que trae semillas de un árbol y se puede plantar en la tierra o en una maceta. Una acción concreta de promoción del cuidado del medio ambiente.

Cuento con voz

02:11
Video

En el desarrollo de "Cuento con voz"

( https://cuentoconvoz.pequenoeditor.com) participaron creativos y redactores publicitarios, editores y directores de arte. Se trata de un dispositivo con un circuito y un parlante de alta definición que se engancha con un sistema tipo clip a la tapa de un libro y empieza a funcionar cuando el libro se abre. Tiene una batería común y una tarjeta SD que permite almacenar audios de larga duración. Virginia y Reinder leyeron cuentos en voz alta, los grabaron en el dispositivo y enviaron los libros a Venezuela para que los recibieran sus hijos, Osmael y Abel. ¡No se imaginan las caras de sorpresa y de felicidad de los chicos al abrir los libros y escuchar las voces de los padres.

"Este proyecto es muy especial y cuando comenzó a tomar forma se hizo más especial aun, nos emocionamos todos, lloramos en todas las etapas, se nos aflojaron las piernas con las historias de Virginia y Reinder y se creó una conexión única. Fue un proyecto que parecía imposible, con muchas dificultades, filmar allá, todo era muy difícil pero no tuvimos miedo, nos miramos y nos dijimos: 'Ok, hagámoslo'. Desde ahí fue un equipo mancomunado detrás de un objetivo y a medida que las cosas sucedían y las trabas seguían apareciendo, más ganas de hacerlo teníamos. Es un proyecto profundo que nos cambió a todos algo; alguna ficha se movió en nuestro interior y es muy emocionante", cuenta Tony Waissmann, CCO de Geometry Argentina, que trabajó junto con Karina Aiello, Claudio Giovanelli Izaia, María Luján Donaire y Hernán Damilano, entre otros integrantes de la agencia.

Raquel Franco, directora de Pequeño Editor, explica: "Nos dedicamos a desarrollar libros ilustrados para niños hace 16 años. Y hace 16 años buscamos transmitir el valor de la lectura desde la primera infancia y la importancia de que esa sea una actividad en la que adultos e hijos se involucren. Buscábamos crear una campaña de animación a la lectura que llevase nuestra identidad, nuestro amor por ese vínculo único que se genera en el momento de compartir un cuento. En ese sentido, cada reunión con el equipo de Geometry era una inyección de adrenalina, de convicción, de confianza. Sabíamos que habíamos encontrado esa idea, esa tarea a la medida de nuestra vocación y nuestro proyecto. Virginia y Reinder le pusieron nombres propios e historias; Geometry, un trabajo que parecía infinito. 'Cuento con voz' es tanto un dispositivo concretísimo y eficaz como una manera de hablar de esto que creemos en Pequeño editor: leer junto a nuestros hijos es un camino de crianza y de afecto." En el sitio de la editorial www.pequenoeditor.com se puede conocer más sobre esta historia conmovedora.

Interior de Quiero para mí
Interior de Quiero para mí

Canticuénticos en papel. Quiero para mí, de Ruth Hillar y Daniela Ranallo. Ilustraciones: Estrellita Caracol (Canticuénticos). El grupo de música santafesino editó un nuevo libro con letras de sus canciones, después de El mamboretá, Noni-noni, El monstruo de la laguna y ¿Por qué, por qué? "Quiero para mí" es un huayno, género musical de la región andina, que se puede escuchar en el disco Nada en su lugar. Dice así: "Una sombrilla de color/ quiero para mí/ para las tardes de calor/ quiero, quiero, claro que sí". Ilustrado por Estrellita Caracol, es un libro álbum alegre, colorido y musical. Para leer, disfrutar en familia y cantar sin parar.

Canticuénticos en papel
Canticuénticos en papel

Otoño, de Anita Morra y Mónica López (AZ). Este libro para los más chicos es para leer y también para escuchar. Como otros títulos editados por AZ, trae en la contratapa un código QR para escanear que permite acceder a un audio con la voz de las autoras. Otra opción es escucharlo desde la web en el sitio LibrosNarrados.AZ.com.ar. El libro pertenece a la colección Las estaciones del año, de la que ya recomendé otros como el que está dedicado a la primavera. De formato cuadrado, tiene tapa y hojas duras y está ilustrado a toda página y a todo color. El texto es muy sencillo, está escrito con rima y combina humor y poesía. Termina así: "El es un artista/ de hermosos paisajes/ Todo lo transforma/ en sus cortos viajes".

La banda, ilustrada por Estrellita Caracol
La banda, ilustrada por Estrellita Caracol

Cómo se envuelve la luna para regalo, de Fabián Sevilla (SM). Un cuento romántico y divertido, dirigido a primeros lectores. En esta historia de amor, el autor mendocino imagina cómo podría el entrañable protagonista enamorado regarle la luna a su amor. El personaje prueba de muchas maneras pero no encuentra el camino para llegar a la luna y envolverla para regalo. Ilustrado por Nancy Brajer, el libro es de la colección El barco de vapor y es una de las novedades de SM de este año.

El pueblo que no quería ser gris, de Beatriz Doumerc y Ayax Barnes (Colihue). "Había una vez un rey grande, en un país chiquito. En el país chiquito vivían hombres, mujeres y niños. Pero el rey nunca hablaba con ellos, solamente les ordenaba". Así comienza el libro de la escritora Dourmec y el ilustrador Barnes sobre un pueblo que lucha contra las injusticias de un rey. Se publicó en 1975 y fue prohibido por la dictadura militar en 1976. Reeditado por Colihue en 2015, integra la colección Tal para cual, dirigida al público infantil. Un clásico para chicos, recomendado para compartir en casa y en la escuela en esta semana, cuando se cumplen 43 años del golpe de Estado.

¿Quién soy? Relatos sobre identidad, nietos y reencuentros (Calibroscopio). Con textos de Paula Bombara, Iris Rivera, Mario Méndez y María Teresa Andruetto e ilustraciones de Istvansch, María Wernicke, Irene Singer y Pablo Bernasconi, es un libro fundamental para reflexionar y conocer historias de supresión de identidad. Las duplas de autores e ilustradores ofrecen cuatro cuentos basados en casos reales: "Los hermanos", escrito por Andruetto e ilustrado por Istvansch; "Manuel no es Superman", de Bombara y Singer; "¿Sabés, Athos?",de Rivera y María Wernicke, y "Querido Melli", con textos de Méndez e ilustraciones de Bernasconi. Uno de esos libros que no deberían faltar en las bibliotecas escolares.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?