¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? El misterioso caso del hombre que perdió su sombra

Una de las bellísimas escenas de la puesta teatral "El hombre que perdió su sombra"
Una de las bellísimas escenas de la puesta teatral "El hombre que perdió su sombra"
Natalia Blanc
(0)
5 de julio de 2019  • 17:17

Hoy recorremos seis libros para chicos dedicados a la sombra y a la luna. Con juegos de palabras y de colores, hay cuentos para todas las edades: una versión libre ilustrada de un relato clásico de Julio Verne, dirigida a los más chicos; un álbum silencioso que propone crear sentidos e imaginar formas; y cuatro cuentos poéticos que disparan reflexiones profundas. Además, como bonus track, una recomendación especial: la maravillosa puesta de teatro de El hombre que perdió su sombra, en cartel en el Teatro Cervantes, para disfrutar en familia. Y un juego literario para seguir las pistas de las novelas de misterio, organizado por el Centro Dailan Kifki de la Biblioteca Nacional.

Martín y su sombra
Martín y su sombra

Martín y su sombra, de Davide Cali y Serge Bloch (Harperkids). En este cuento, a Martín, el señor con sombrero que protagoniza el relato, le sucede lo contrario que a Peter Schlemihl, el protagonista de La maravillosa historia de Peter Schlemihl, de Adelbert von Chamisso: en lugar de perder la sombra, se encuentra con ella. Y la sombra, insistente, lo sigue durante todo el día. Martín hace de todo para librarse de ella, pero no lo consigue. Prueba con una aspiradora, con una riestra de ajos, pero nada: la sombra sigue firme, detrás suyo. Un libro para primeros lectores del autor de ¿Qué es el amor?, ilustrado por Anna Laura Cantone y publicado en el país por Edelvives.

Sombra, una historia de amistad
Sombra, una historia de amistad

Sombra, de Pablo Moller y Matías Acosta (Del Naranjo). "A Ismael le gusta que Sombra sea así, impredecible", cuenta el autor en una escena del relato. Es la historia (o más bien, un día en la vida) de dos personajes: un hombre llamado Ismael y un perro llamado Sombra. Son amigos inseparables. Sombra lo acompaña en las caminatas solitarias por el campo. Y es impredecible porque a veces atrapa liebres en el primer intento y otras, las deja escapar sin inmutarse. Con ilustraciones a toda página en una paleta de verdes y azules, es un libro precioso de la colección Un gato gris. Tierno y poético.

Engaños, de Ilan Brenman y Guilherme Karsten (V&R). Un libro sin palabras, con imágenes a toda página que presentan un juego de sombras y de apariencias. De un lado, una figura en negro sobre un fondo colorido; del otro, la verdadera figura que proyectó esa sombra. Original y divertido, es un silent book (libro silencioso) que demuestra que las imágenes crean sentido y pueden resultar tan poderosas como las palabras. Ideal para jugar con las sombras e imaginar formas.

Juego de sombras y luces en la versión teatral de El hombre que perdió su sombra
Juego de sombras y luces en la versión teatral de El hombre que perdió su sombra

El nene y la sombra, de Guillermo Saccomanno (Planeta). Ilustrado por María Wernicke, este libro poético está protagonizado por un chico que plantea preguntas existenciales como "¿Por qué yo soy yo?" y "¿Cómo se llama mi sombra?". Integra la colección Planeta Amarillo, del catálogo de Planeta Lector, junto con El nene y el piojo, también escrito por Saccomanno e ilustrado por Wernicke.

Alrededor de la Luna, de Julio Verne (unaLuna). Una adaptación del relato clásico de Verne, creada para los más chiquitos. Con atractivas ilustraciones de Marjorie Béal a todo color, integra la colección Minilibros, que también ofrece versiones de otros títulos del autor como 20000 leguas de viaje submarino.

Las lunas de Simón
Las lunas de Simón

Las lunas de Simón, de Gustavo Bussot (Editorial Olivia). Otro libro para compartir con los más chicos de la casa. En este caso, un cuento ilustrado por Estefanía Malic dedicado por el autor a su hijo Simón: "Nada más hermoso que tu sonrisa, cada vez que encontrás la luna". Escrito con rima, rinde homenaje a las caras de la luna y a las caras que los soñadores ponemos cuando miramos la luna.

Bonus track

El hombre que perdió su sombra

El Teatro Nacional Cervantes reestrenó este excelente espectáculo poético y musical basado en La maravillosa historia de Peter Schlemihl, de Adelbert von Chamisso, que recomiendo para chicos y grandes. Una versión romántica del pacto fáustico en la que un hombre tan desesperado como ambicioso intercambia su sombra por una fortuna incalculable con un misterioso hombre de traje gris. Pronto descubre que todo el oro del mundo no le sirve para enamorar a la mujer de sus sueños. Con recursos del teatro de sombras y también con proyecciones, el espectáculo dirigido por Eleonora Comelli y Johanna Wilhelm tiene música en vivo interpretada por Christine Brebes, Axel Krygier y Alejandro Terán, humor y grandes actuaciones. La adaptación teatral contó con la colaboración dramatúrgica de Isol. Para los jóvenes y adultos recomiendo la historia original que publicó Interzona en la colección Zona de Tesoros. La obra se puede ver los sábados y domingos a las 15. Durante las vacaciones de invierno habrá funciones de miércoles a domingo a las 15. No se la pierdan. Es genial.

El hombre que perdió su sombra
El hombre que perdió su sombra

Pequeños detectives en la Biblioteca Nacional

Esta tarde, de 15 a 16.30, en la sala Cortázar de la Biblioteca Nacional (Agüero 2502), Malena Rey coordina un taller de exploración literaria de las pistas y misterios que hay en toda investigación detectivesca. Con juegos y lecturas, los participantes conocerán a algunos detectives famosos y escribirán sus propios cuentos de misterio. Para chicos y chicas de 8 años en adelante.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.