Se inauguró hoy la nueva Biblioteca de Alejandría

El edificio, que contará con 8 millones de volúmenes, tiene una sala de lectura para dos mil personas
(0)
16 de octubre de 2002  • 20:48

Un coloso de piedra rescatado del fondo del mar compartió con personalidades llegadas de todo el mundo un lugar de excepción en la apertura hoy de la nueva Biblioteca de Alejandría.

La estatua permaneció sumergida 1600 años frente al paseo marítimo de la ciudad y posiblemente constituya en esta segunda Biblioteca Alejandrina el único vestigio de aquella primera que atesoró el saber del Mundo Antiguo.

De cinco metros de altura, el monolito se cree que representa al faraón Ptolomeo II, en cuyo reinado se acabó de construir la antigua biblioteca, en algún momento durante la primera mitad del siglo III antes de Cristo.

Tras seis meses de restauración para limpiarlo de sal y de verdín marino, el coloso ha sido erigido en la entrada del nuevo foro cultural, el mismo lugar que algunos expertos piensan que también ocupaba en el anterior.

La reliquia es de lo muy poco que en la actualidad a simple vista queda de la antigua biblioteca y de la vieja ciudad volcada al Mediterráneo y fundada en el extremo occidental delta del Nilo por Alejandro Magno en el 331 antes de Cristo.

Según los textos, Alejandría fue diseñada personalmente por el mítico general macedonio como una cuadrícula, cuya planta subsiste pero oculta bajo una mancha urbana de veinte kilómetros de largo por tres de ancho y habitada por cinco millones de personas.

De edificios de hormigón con estilo neoclásico e inspiración europea, la moderna ciudad apareció esta mañana vestida con sus mejores galas para un evento que trata de situar otra vez a estas coordenadas en la vanguardia del conocimiento.

Banderas colgadas de las farolas, restricciones en el tráfico, un estricto despliegue de seguridad y una no menos rigurosa operación de limpieza consiguieron cambiar al menos por horas el aspecto de la populosa aglomeración.

En medio del paseo marítimo y no lejos del sitio donde se localizó la estatua de Ptolomeo II y se supone que se levantaba la antigua biblioteca, la nueva surge con forma de disco solar y rodeada de complejos futuristas.

ALEJANDRIA, Egipto.- Además de una sala de lectura con capacidad para dos mil personas, que la convertirá en la mayor del mundo, esta segunda biblioteca, que se abrirá al público oficialmente dentro de cinco días, estará dotada de un planetario, tres museos y varias salas de exposiciones.

Con un costo de 230 millones de dólares aportados por diversas instituciones y particulares, y que se ha encargado de reunir la Unesco, el complejo cultural contará con ocho millones de volúmenes, aunque en un principio solo habrá disponibles 250.000.

Con todos los soportes conocidos, desde el manuscrito y el papiro hasta el disco láser y el microfilm, la biblioteca incluirá la mayor cantidad posible de títulos de saberes antiguos, como la medicina, la astronomía, la botánica y la gramática, y modernos, como la informática, la alta tecnología y la física cuántica.

El Jefe del Estado egipcio, Hosni Mubarak y su esposa Suzanne presidieron el acto de inauguración, al que asistieron, entre otras personalidades, la Reina Sofía de España, la Reina Rania de Jordania y el presidente de Francia, Jacques Chirac, que fueron agasajados por grupos folclóricos y musicales a entrar y salir del complejo.

Junto a ellos, también participaron delegaciones oficiales de una treintena de países, e intelectuales y escritores como los dos premios Nobel de Literatura africanos, el nigeriano Wole Soyinka y el egipcio Naguib Mahfouz, todos bajo la mirada ciega de un coloso mudo surgido del mar.

Fuente : EFE

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.