Tiffany Calligaris, la nueva princesa del fantasy

Con Witches y Lesath, es referente argentina del género; manías de una chica récord
Natalia Blanc
(0)
23 de abril de 2016  

Calligaris dice que la magia del éxito no la cambió
Calligaris dice que la magia del éxito no la cambió

A los 28 años, Tiffany Calligaris lleva publicados seis libros de fantasy: la trilogía Lesath y tres de los cinco títulos de la saga Witches. Todos salieron en un lapso de cuatro años y figuran entre los más vendidos en la categoría de literatura juvenil. Witches. Maleficio de piedra, el tercer volumen de la pentalogía sobre una comunidad de brujas en la Salem contemporánea que editó Planeta este mes, tendrá doble presentación: mañana, a las 19, en la feria Comer y Leer, y el 8 de mayo en la Feria del Libro.

Con título de abogada, aunque nunca ejerció, Calligaris ya trabaja en la cuarta y quinta parte de su última saga. "Para escribir soy súper estructurada. Desde el primer libro, me planteé una trama que pudiera ser contada en cinco partes y, además, que cada título tuviera su propia historia. Witches. Lazos de magia, que salió en 2015, sigue la historia de Madison, una chica de 21 años, estudiante de Publicidad. La historia transcurre en Boston; elegí esa ciudad porque está cerca de Salem, un lugar vinculado a la brujería. Leí mucho sobre las brujas de Salem (lo que fue real, lo que es ficción) y busqué una manera de incluirlo en una historia contemporánea", cuenta Tiffany. A partir de la historia de amor planteada al inicio, la trama va sumando aventuras e intrigas. Ya en la segunda parte, la situación se pone más densa y oscura: aparecen asesinatos, maleficios y villanos.

"Soy fanática de Sherlock Holmes y siempre me gustó esa metodología de dar pistas y poner el foco en diferentes sospechosos. El segundo libro de la saga es un gran misterio. En la tercera parte, Michael, el novio de Madison, está bajo un maleficio: está privado de sus emociones y poco a poco su corazón se convierte en piedra. Es el que más me costó hacer a nivel emocional porque sentía la carga emocional de los personajes".

Lectora de ciencia ficción y de literatura fantástica desde la infancia, Tolkien primero y JK Rowling después fueron los autores que marcaron su fascinación por el género del que hoy es una de las referentes argentinas más jóvenes. "Mis padres son grandes lectores y en mi casa había una biblioteca muy completa. A los 9 años leí El Hobbit; por esa historia entré al género y nunca volví a salir. Fue como pasar del otro lado del espejo o caer en un agujero, como Alicia. Harry Potter fue un libro que me acompañó entre los 11, cuando salió el primero de la saga, hasta los 19. Leerlos era para mí como tomarme unas vacaciones de mi cabeza por unas horas. Creo que a los lectores que me siguen les pasa lo mismo. Abrir un libro te pone la cabeza en otro lugar por un rato."

El fantasy, dice Calligaris, tiene un condimento extra: la magia. "Es lo que no existe y a todos nos gustaría que existiera. En Witches, la diferencia entre una novela de amor y aventuras y una de fantasy es la magia."

Cuando decidió sentarse a escribir "en serio" por primera vez, Tiffany compró un cuaderno y comenzó a bocetar un universo, sus personajes y peripecias. "A los 20 empecé a pensar lo que fue Lesath, mi primera trilogía. Lo escribí para mí. No sabía que iba a publicarlo. Mis padres me dieron el empujón para presentarlo en una editorial. Y todo lo que siguió pasó muy rápido".

Dice que, desde entonces, su vida no cambió tanto. "Lo más importante es que pude dedicarme a escribir. Tengo una rutina: pensar en personajes, tramas. Otra cosa que cambió es que antes no usaba las redes sociales, ni siquiera tenía Facebook. Ahora sigo autores que me gustan por Youtube. Sarah J Mass (Trono de cristal) está entre mis favoritas. También Richelle Mead (Academia de vampiros); me gusta que los libros tengan una buena historia, que sorprenda, pero siempre lo que me enamora son los personajes."

LEER Y COMER

El espacio que busca acercar la cultura y la gastronomía llega a su tercera edición. Convocados por Luis Majul, Escritores, periodistas, cocineros y públicos compartirán, hoy y mañana de 12 a 22, un mismo espacio de reflexión y placer culinario. Estarán, entre otros, Fabián Casas, Luciana Geuna, Pietro Sorba, Facundo Manes y Tiffany Calligaris. Por supuesto, habrá food trucks. Todo en Concepción Arenal 4865

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.