Un viaje infernal sin ninguna ascensión esperanzadora