Tiene 98 y sigue jugando: Yuri Averbakh, el gran maestro de ajedrez más longevo del mundo

Yuri Averbakh fue el octavo ajedrecista del ranking mundial en los cincuentas; hoy tiene 98 años.
Yuri Averbakh fue el octavo ajedrecista del ranking mundial en los cincuentas; hoy tiene 98 años. Fuente: Archivo
Pablo Ricardi
(0)
14 de febrero de 2020  • 03:43

El último sábado el ruso Yuri Averbakh cumplió 98 años. Es el gran maestro más longevo del mundo. En los cincuentas fue un jugador de primera línea. Su mejor ubicación en el ranking mundial fue la octava, y su mayor logro deportivo se dio, tal vez, en 1953, cuando ganó el Campeonato Soviético, que sería -por hacer una comparación- como ganar el anillo de campeón de la NBA en el básquetbol de hoy.

Averbakh tiene la cualidad de ser multidisciplinario en el ajedrez. Hizo de todo, y todo bien: fue periodista y editor de revistas especializadas, escribió muchos libros técnicos, sus libros de finales fueron durante décadas una referencia obligada para todo aquel que quisiera aprender, se destacó asimismo como compositor de finales, fue árbitro internacional, presidió la federación rusa y es uno de los historiadores del ajedrez más reconocidos mundialmente. En fin: no dejó nada sin hacer entre las cosas relacionadas con esta disciplina. Él mismo dice que su objeto es llegar hasta el alma misma del juego.

Averbakh ha sido periodista, autor de libros, compositor de finales, árbitro, dirigente e historiador de ajedrez.
Averbakh ha sido periodista, autor de libros, compositor de finales, árbitro, dirigente e historiador de ajedrez. Fuente: Archivo

Es un testigo privilegiado de la historia del ajedrez. Y se precia de ser el último jugador vivo que conoció al legendario campeón mundial Emanuel Lasker, fallecido en 1941. Fue amigo y colaborador de Mikhail Botvinnik, y tuvo un trato cercano con los ases soviéticos del siglo XX. Jugó una sola vez con Bobby Fischer, cuando este tenía 15 años, en Portoroz 1958. De esa partida comentó años después Bobby: "Yo no quería perder contra un gran maestro, y él no quería perder contra un chico. Resultado: tablas".

Averbakh recomienda, para las edades avanzadas, estudiar y analizar ajedrez como remedio contra el Alzheimer y la decrepitud, pero no tanto jugar, por el estrés competitivo que produce.

Así que, cuando todos los demás se han ido, y dejado en sombras el escenario, Averbakh, como un púlsar, sigue emitiendo un ligero brillo que ilumina la historia del ajedrez.

Entre sus partidas favoritas se cuenta la siguiente miniatura.

Blancas: Averbakh, Yuri. Negras: Estrin, Yakov. Moscú 1964.

1. d4 d5 2. c4 e6 3. Cc3 Cf6 4. Cf3 dxc4 5. Ag5 Ab4 6. e4 c5 7. Axc4 cxd4 8. Cxd4 Dc7 9. Db3 Axc3+ 10. Dxc3 Cxe4 11. Cb5! (en su momento, una novedad teórica) Dc5 12. Dxg7 Tf8 13. Ah6 Dxf2+ 14. Rd1 Cd7 15. Te1! Cef6 16. Axe6 Dxb2 17. Tc1 (1-0)

Es curiosa la posición final con el rey en d1 y las torres a su lado.

El ruso Averbakh es el jugador vivo de mayor edad: está a casi dos años de cumplir un siglo.
El ruso Averbakh es el jugador vivo de mayor edad: está a casi dos años de cumplir un siglo. Fuente: Archivo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.