Alianza Lima reclamará en la Conmebol por los insultos de Enzo Pérez y el handy en el palco de Gallardo

Crédito: Captura de TV
(0)
8 de marzo de 2019  • 11:51

El empate 1-1 ante Alianza Lima en Perú ya quedó atrás para un River que necesita cambiar el chip rápidamente para afrontar un duelo crucial del domingo ante Atlético Tucumán, por la Superliga, en su pelea por la clasificación a la Copa Libertadores 2020. Pero no todo terminó en Lima, ya que el club peruano realizará un reclamo a la Conmebol por dos situaciones particulares del debut ante el Millonario: los insultos de Enzo Pérez a Pedro Gallese y la supuesta comunicación del técnico Marcelo Gallardo con el banco de suplentes.

Luego de que comenzara a circular la información a través de las redes sociales, Gustavo Zevallos, gerente deportivo de Alianza Lima, confirmó que elevarán una queja al ente rector del fútbol sudamericano: "Vamos a presentar una queja ante la Conmebol por el arbitraje. Primero, porque Marcelo Gallardo no tenía que tener ninguna comunicación con la banca de suplentes. Y segundo por los insultos de Enzo Pérez a Pedro Gallese en la cara del árbitro Wilmar Roldán", declaró en diálogo con Radio RRP de Perú.

Aunque el reclamo no podrá realizarse por los puntos que se repartieron en el juego, y el resultado no cambiará, apuntan a conseguir sanciones para ambos luego de lo que vieron por televisión. Primero, la transmisión captó, en el inicio del segundo tiempo, la presencia de un handy en el palco en el que Gallardo estaba viendo al partido. Aunque no lo tenía el entrenador, lo manejaban entre "El Chino", un empleado de seguridad del club, y Nahuel Hidalgo, analista de videos, ante la atenta mirada de Mariano Barnao, gerente de fútbol. Y, segundo, cuando quedaban minutos para el final del partido, la TV también captó los insultos de Enzo Pérez al arquero Gallese, acusándolo de fingir una lesión para hacer tiempo.

Vamos a presentar una queja ante la Conmebol por el arbitraje. Primero, porque Gallardo no tenía que tener comunicación con la banca. Y segundo por los insultos de Enzo Pérez a Gallese
Gustavo Zevallos, gerente deportivo de Alianza Lima

"No estamos de acuerdo con lo que ha sucedido con intercomunicador (en el palco de Gallardo) y la situación que se dio entre Enzo y Gallese. Hay momentos donde uno tiene que pararse al frente y creo que este el momento de hacer llegar un documento a la Conmebol", sentenció Zevallos en la entrevista.

Más allá de lo que pueda suceder con el volante millonario, que también se retiró de la cancha con un polémico gesto hacia la tribuna local al frotarse el parche de campeón que River lleva en la camiseta, lo que está claro es que Gallardo no podía comunicarse con el banco de suplentes porque su sanción -resta solo el próximo partido ante Palestino- debe cumplirse conforme el artículo 76.1 del Reglamento Disciplinario. ¿Podrá ser suspendido nuevamente? Como nunca se lo vio con el aparato en la mano, es imposible discernir si realmente se comunicó con sus asistentes o si el handy del personal de seguridad fue usado para eso mediante otra persona, por lo cual todo quedará dictado a la interpretación de la Conmebol.

¿Qué dice el artículo 76.1? "El director deportivo/entrenador, cualquier miembro del cuerpo técnico o restantes oficiales, sancionados con la suspensión de sus funciones, podrán presenciar los partidos en los cuales esté vigente su suspensión únicamente desde las gradas. No podrá acceder al vestuario, túnel, banca o área técnica antes ni durante el partido, ni podrá por ningún medio comunicarse con su equipo". Además, pese a que el artículo 116 permite "la utilización de equipamientos de comunicación por los miembros de la comisión técnica", aclara que está prohibida para jugadores y/o miembros del cuerpo técnico suspendidos la comunicación ya sea de forma directa o indirecta y advierte sobre posibles multas y sanciones por incumplimiento.

No obstante, el DT ha de saber más que nadie que un pequeño paso en falso puede costarle caro, ya que en el sexto punto de la sanción que recibió en noviembre, el Tribunal de Disciplina destacó: "Advertir expresamente al Señor Marcelo Daniel Gallardo, que, en caso de reiterarse un incidente de cualquier desacato, irrespeto a los oficiales o cualquier otra infracción a la disciplina deportiva de igual o similar naturaleza a la que ha traído causa el presente procedimiento será considerado como situación agravante".

Pese a eso, la situación es muy diferente a la del enfrentamiento con Grêmio en Brasil por la cual el DT de River recibió la suspensión por cuatro partidos: se lo vio con el handy en una mano, mientras su segundo ayudante, Hernán Buján, tenía un auricular, y donde el DT hasta bajó al vestuario en el descanso y fue sorprendido por cámaras de televisión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.