Atraer al público porteño, el gran desafío en el futuro inmediato

Las obras para los Juegos de la Juventud de 2018 y la necesidad de generar atractivos
Pensando en Buenos Aires 2018 se lanzó el proyecto Generación Deportiva, junto con Federico Molinari y Ariel Suárez
Pensando en Buenos Aires 2018 se lanzó el proyecto Generación Deportiva, junto con Federico Molinari y Ariel Suárez Crédito: Prensa COA
Las obras para los Juegos de la Juventud de 2018 y la necesidad de generar atractivos
Gastón Saiz
(0)
28 de julio de 2015  • 10:12

TORONTO (De un enviado especial).- Durante el menemismo, la Argentina falló en su propósito de albergar los Juegos Olímpicos 2004. En épocas de kirchnerismo se llegó a una oportunidad menor, pero desafiante: los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Werthein describió en qué punto está la organización: "Terminamos las adjudicaciones de la Villa Olímpica en Parque Roca, la obra más grande. Las obras comenzaron y esperamos concluir toda la infraestructura un año antes de los Juegos para probarlas. En cuanto a los escenarios, no queremos elefantes blancos y después no saber qué hacer con ellos. Intentaremos crear algo sustentable, con estructuras móviles, para desarmarlas al final de los Juegos".

-¿Qué cosas tomaron de Toronto 2015 para aplicarlas?

-Nos aferramos al slogan de "Simple es hermoso". Es lo que intentamos hacer en Buenos Aires: algo simple y bien armado. Habrá cuatro clusters: uno en el corredor verde que irá de Dorrego a Tiro Federal; otro en Parque Sarmiento, donde competirá el BMX; uno más en el Parque Roca y un cuarto en Puerto Madero para los deportes acuáticos. Queremos que en cada uno de esos módulos haya un ambiente festivo y que reúnan seis o siete disciplinas, porque será una mejor experiencia para el espectador.

-¿Cómo se atrae a los porteños? ¿Cómo se le vende una entrada a alguien para ofrecerle deportes con chicos de 15 años?

-Por eso la idea de los clusters, donde tenés a mano seis o siete deportes. A la gente le va a llamar la atención la posibilidad de ver distintas disciplinas en un mismo ámbito; pasás del rugby al hockey y luego a otro deporte de conjunto en el mismo lugar. No pensamos en la venta de entradas como un mecanismo de financiación; queremos darles participación a los colegios para que vivan los Juegos los días de semana. Pero también hay que trabajar en la motivación de la gente para proponerles deportes no tan populares. No imaginamos estadios para 25.000 personas. Sí será un evento de muchísima difusión, en un radio que abarcará Parque Roca, Puerto Madero, Parque Sarmiento y el corredor verde, zonas con mucha afluencia de gente. Soñamos con brindar un gran espectáculo.

Con Lima 2019 en el horizonte
Con Lima 2019 en el horizonte Fuente: AP

Lima 2019: rumbo a unos Juegos más "cariñosos"

Más allá de sus fuertes aspiraciones deportivas, Canadá buscó mirar en estos Panamericanos hasta bien abajo en el mapa y encontrar lazos para "latinizarse", al menos durante las dos semanas de competencia. Pero la intención de integrarse con la América hispana le costó horrores, tal vez porque a fin de cuentas la idiosincrasia pesa demasiado. Se advirtió en esa atmósfera algo distante que se creó en cada escenario. Amables siempre, sí, pero no tan cálidos, a juzgar incluso por los voluntarios locales.

El panorama se modificará en cuatro años, al menos en lo que se refiere a los vínculos humanos. El jefe del comité organizador de Lima 2019, Luis Salazar, prometió que los próximos Juegos Panamericanos serán más "cariñosos" que los que culminaron el domingo en Toronto. "Uno de los activos que tenemos es que el peruano en general es muy cálido, muy servicial. Yo estoy seguro de que eso va a darle muy buen ambiente a los Juegos", apuntó Salazar a la agencia DPA.

"En Canadá ha sido bueno, bastante bueno, pero el peruano es muy cariñoso. Los norteamericanos son más sajones, un poco más fríos. Perú es totalmente latino, de abrir los corazones, eso va a ser un factor que ayudará", señaló el principal responsable, que agregó: "La comida resultará otro factor que también ayudará, vamos a poner nuestro esfuerzo. Perú es una de las capitales gastronómicas del mundo y los limeños estarán orgullosos".

Las distancias desde la sede central de Toronto 2015 hasta varias de las subsedes superaba los 100 kilómetros. El remo, el canoaje, el ciclismo, la natación, el tiro, los deportes de combate y hasta el atletismo estuvieron alejados del epicentro. "La ventaja que vamos a tener es que las distancias entre la villa de los atletas y los diferentes sitios que ya hemos definido como instalaciones es bastante corta, entre 15 y 20 kilómetros entre cada una de las sedes, y con vías rápidas con tránsito sólo para los vehículos oficiales o de la competencia", auguró Salazar, a quien le toca encabezar un desafío mayúsculo para superar estos últimos Juegos, quizás no tan "cariñosos", pero sí muy funcionales.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.