El GP de Italia de Fórmula 1. Max Verstappen y su realidad: "No creo que tenga posibilidades de pelear por el título contra Hamilton"

Verstappen tiene 22 años y, sin haber perdido velocidad, ya es un piloto maduro, mucho más que aquél que debutó a los 17, en 2015.
Verstappen tiene 22 años y, sin haber perdido velocidad, ya es un piloto maduro, mucho más que aquél que debutó a los 17, en 2015. Fuente: AP
(0)
4 de septiembre de 2020  • 20:55

Luce más reflexivo, a pesar de que sigue siendo muy joven: 22 años. Max Verstappen no ha perdido su ímpetu en las pistas y es uno de los pilotos que garantizan espectáculo y maniobras arriesgadas, y en su caso, una cuota infaltable de talento. Es, también, de los más ocurrentes en las charlas con sus ingenieros durante las competencias. Pero no tira bombas de humo a la hora del discurso mediático. Siendo la única amenaza de los Mercedes en la temporada, el hombre que podría frustrar las chances de Lewis Hamilton de lograr la séptima corona en la Fórmula 1 y de igualar el récord de Michael Schumacher, apela a la mesura en la antesala del Gran Premio de Italia, que tiene lugar en Monza.

"Realmente no creo que tenga ninguna posiblidad contra Hamilton. Intento estar lo más cerca posible, pero es difícil. Valtteri Bottas está apenas 3 puntos detrás de mí en el campeonato y me temo que de un momento a otro me pasará. Esto es lo que sucederá por el dominio que actualmente ejerce Mercedes", sostuvo el neerlandés en una entrevista con el diario francés L'Equipe.

Las palabras de Verstappen se validan con hechos. Los Mercedes dominan casi a placer y este viernes volvieron a hacer un 1-2 en los ensayos, con Hamilton adelante. La prueba de clasificación se desarrollará hoy, a las 10 de la Argentina. El campeonato es liderado por Hamilton (cinco triunfos sobre siete fechas), con 157 puntos, seguido por Verstappen, con 110, y por Bottas, con 107, escoltas con una victoria cada uno.

"El objetivo es estar detrás de ellos, esperando un pinchazo o un error, mientras tratamos de equiparar la potencialidad con nuestro Red Bull. Tenemos que presionarlos siempre. Desearía pelear mano a mano más seguido con ellos. No estoy celoso ni enojado: estoy impresionado por la calidad del trabajo que hacen. No estoy lejos. Me siento bien en Red Bull y quiero salir campeón en esta escudería. Mi equipo es uno de los mejores en términos de estrategia cuando se trata de tomar una decisión de emergencia", enfatizó Verstappen, que a diferencia de en sus primeros años en la categoría (debutó en 2015), no se pasa de entusiasmo. "Si empiezo a ponerme nervioso cuando termino detrás de ellos, ésta podría ser una temporada muy larga para mí. Acepto esta situación y soy feliz cuando puedo dar todo", advierte.

Max Verstappen llevó a su Red Bull a una firme victoria en el Gran Premio 70º Aniversario en Silverstone, la única carrera que no ganó Mercedes de las siete de este año.
Max Verstappen llevó a su Red Bull a una firme victoria en el Gran Premio 70º Aniversario en Silverstone, la única carrera que no ganó Mercedes de las siete de este año. Fuente: AP

El "joven maravilla" es el único que consiguió torcerle un brazo a la escuadra alemana este año. En Silverstone, y justo en el Gran Premio 70º Aniversario, festejó un triunfo sólido, construido desde el cuarto puesto de largada y coronado con un ritmo lleno de autoridad en el desenlace de la carrera. Aquel domingo el neerlandés no requirió un error o un infortunio ajeno: simplemente, fue mejor al cabo de las 52 vueltas en el autódromo donde todo empezó para la Fórmula 1. Pero claro que no todas carreras son como ésa. Verstappen se llena de podios; tiene seis sobre siete en 2020. Dado su talento, le falta estar más veces en el centro de esa plataforma. Sin embargo, él valora lo conseguido. "Esos seis podios demuestran que todavía estamos aquí. Es importante tener regularidad. Mercedes es impresionante en este momento. Todo lo que podemos hacer es acercarnos lo suficiente y sumar tantos puntos como sea posible; perder lo mínimo. Tuvimos la suerte de ganar, pero somos un poco lentos en comparación con ellos", plantea.

Hamilton, el dominador de la segunda década del siglo, va en busca del récord de Schumacher, el monarca de la primera. Fernando Alonso solía decir que deseaba derrotar al alemán antes de que éste se retirara, cosa que Schumi hizo por primera vez en 2006. El español, con Renault, logró ese año y el inmediato anterior superar al germano de Ferrari y coronarse. ¿Quiere hacer lo propio Verstappen con el inglés, que tiene 35 años? "No, eso no me importa. Hubo tantos pilotos talentosos en la historia de la Fórmula 1... Siempre es difícil comparar. Si eso [batir a Hamilton] sucede, mucho mejor. Si no, no es demasiado malo...", descarta el piloto de Red Bull, que no se pone un tope de tiempo para ser campeón en el conjunto austríaco. "En F. 1 nunca se puede predecir nada", observa.

La relación entre Verstappen y Lewis Hamilton es muy buena; el neerlandés no se desespera por ganarle un campeonato al inglés, porque considera que Mercedes es superior a Red Bull.
La relación entre Verstappen y Lewis Hamilton es muy buena; el neerlandés no se desespera por ganarle un campeonato al inglés, porque considera que Mercedes es superior a Red Bull. Fuente: AP

Por lo pronto, Monza no está siendo favorable al piloto de Países Bajos, que no avizora una ventaja significativa en la prohibición del "modo fiesta" que hizo la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para este gran premio en adelante. El modo fiesta se trata de una configuración de la unidad de potencia que otorga más caballos de fuerza, para totalizar más de 1000, por un lapso breve, pero a cambio acorta la vida útil de esa parte del auto. Se la usaba en las pruebas de clasificación y eventualmente en las carreras, pero sólo de ser necesario, porque exige demasiado a la planta motriz. Fue vedado porque FIA no podía controlar del todo su uso, que se prestaba a acciones sospechosas de ilegalidad. Supuestamente quien más ventaja sacaba de esa configuración era Mercedes, pero Verstappen no cree verse muy beneficiado por la novedad reglamentaria... "Ojalá, pero aún es difícil de decir. Me temo que eso no cambiará mucho. Veremos el domingo si me sorprende positivamente", apunta.

Por lo pronto, este viernes quedó un poco lejos de los Mercedes, a 1,036 segundos del campeón mundial en los entrenamientos en Italia, y a 0,774 de Bottas. Inmediatamente detrás de los Mercedes se ubicó Lando Norris (McLaren), y Pierre Gasly (Alpha Tauri) fue 4º. Ferrari volvió a estar lejos: Charles Leclerc quedó en el 9º lugar y Sebastian Vettel, trompo incluido, se ubicó 12º en un Autódromo Nacional de Monza que, sin público, está lejos de rugir.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.