"Princesa del Diablo": la piloto australiana que cambió el automovilismo por el porno

Renee Gracie, la expiloto australiana que ahora se dedica al entretenimiento para adultos.
Renee Gracie, la expiloto australiana que ahora se dedica al entretenimiento para adultos. Crédito: Instagram @renee_gracie
(0)
7 de junio de 2020  • 17:28

Renee Gracie es un nombre conocido en el ámbito del automovilismo en Australia. La joven de Queensland debutó en 2013, con solo 18 años, en la Porsche Carrera Cup de Australia y en 2015 se pasó a la categoría Supercars Dunlop Series, siendo en ese entonces la primera mujer piloto a tiempo completo en 14 años. La velocidad es su pasión y su sueño era llegar al NASCAR en Estados Unidos.

Pero tras ese comienzo promisorio Gracie no logró sostenerse y rápidamente comenzó su cuesta abajo. Luego de tres temporadas de magros resultados, su carrera en el automovilismo llegó a un punto final.

"No estaba obteniendo los resultados y no pude obtener la financiación. Traté de hacerlo lo mejor posible, pero llegó a un punto en que mi sueño se desvaneció", le dijo Gracie al Daily Telegraph de Australia.

La australiana entonces se alejó del deporte sin ganar un centavo y después de trabajar en una concesionaria de autos, decidió sacar provecho de su atractiva apariencia uniéndose al sitio de contenido para adultos onlyfans.com. Gracie dijo que la idea se la sugirieron sus fans en las redes sociales.

La expiloto ahora se gana la vida vendiendo fotos y videos a cambio de una suscripción mensual de 12,95 dólares. "Fue lo mejor que he hecho en mi vida" dijo. "Me puso en una posición financiera que jamás hubiese soñado y realmente lo disfruto".

La "Princesa del Diablo", apodo que se ganó en la adolescencia cuando competía en karting, reveló que su familia la apoya con la decisión que tomó. "No puedes dejar que te detenga. Mientras no te lastimes, simplemente sigue adelante".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.