El sueño del pibe: la increíble historia de Vaulet, que con 19 años y 34 partidos en la Liga, llega a la NBA

Crédito: ligateunafoto.com
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
27 de junio de 2015  • 12:37

Eran casi las 6.30 en Grecia. A Juan Pablo Vaulet lo obsesionaba desde hacía días una posibilidad: ser elegido por una franquicia de NBA en el sorteo anual de nuevos jugadores. El cordobés estaba en su habitación de hotel -donde se concentra el seleccionado Sub 19 para el Mundial, que comenzará hoy- a la espera de saber si se encaminaba hacia la mejor liga del planeta o si la elite le era esquiva y su carrera de basquetbolista debía ser como la de cualquiera, con arduas escalas e incertezas.

Cuando NBA TV confirmó que había sido elegido, el alero saltó de la cama: elegido por Charlotte Hornets , enseguida fue transferido a Brooklyn Nets y quedó disponible para ser incorporado al equipo. Es, de golpe, una esperanza firme para el básquetbol argentino. Claro que no necesariamente jugará; puede hacerlo dentro de un tiempo (Manu Ginóbili fue seleccionado en 1999 y debutó en 2002), como puede no hacerlo nunca, tal cual sucedió con varios compatriotas en la historia. Pero lo valioso es que está en la vidriera a los 19 años, que su nombre ya circula en Estados Unidos, que Brooklyn puede hacerlo debutar cuando quiera.

7 argentinos fueron seleccionados antes de Vaulet en los drafts, pero apenas 3 (Ginóbili, Delfino y Scola) jugaron. La lista: Hernán Montenegro (Philadelphia, 1988), Jorge González (Atlanta, 1988), Marcelo Nicola (Houston, 1993), Manu Ginóbili (San Antonio, 1999), Federico Kamerichs (Portland, 2002), Luis Scola (San Antonio, 2002) y Carlos Delfino (Detroit, 2003).

Hace pocos días, nadie esperaba que Vaulet fuera drafteado. Es toda una sorpresa, porque se presentó como profesional recién en esta temporada de la Liga Nacional, y actuó en apenas 34 partidos. Una lesión en un pie, sufrida a mediados de 2013, lo tuvo 16 meses inactivo y lo hizo incorporarse tarde a la temporada 2014/2015. Formado en el Hindú Club cordobés, fue fichado por Libertad, de Sunchales, pero el alero no tuvo acción en el conjunto santafecino; fue Bahía Basket, la entidad que más apuesta por los juveniles, quien le hizo un lugar.

Una gloria de la Generación Dorada, Pepe Sánchez , es el presidente de Bahía Basket . El año pasado, el ex base había llevado a dos jóvenes del plantel, Diego Gerbaudo y Lisandro Rasio, a un campus de verano (campo de entrenamiento que sirve para evaluar jugadores externos a la liga) en Brooklyn. Y es de creer que su contacto con la franquicia neoyorquina (justo en el estadio en que es local se hizo el sorteo de anteanoche) facilitó negociaciones previas, quizás aceitadas por el manager general Billy King, que ocupaba el mismo puesto en Philadelphia 76ers en 2000, cuando Pepe llegó a esa organización para debutar en la NBA. Según Basquetplus.com, emisarios de Brooklyn Nets estuvieron en Bahía Blanca en enero para observar al promisorio perimetral y quedaron a gusto. Tanto, que la franquicia intercambió dos elecciones futuras de draft por asegurarse a Vaulet.

¿Y qué tal juega el muchacho? Fue, en efecto, una revelación en la Liga. Mide 1,98 metros, la misma estatura de Manu Ginóbili y Carlos Delfino, y comparte con ellos un rasgo del principio de sus carreras: una formidable capacidad de penetración, con gran potencia, aunque con mayor saltabilidad, tanto para rebotes como para volcadas. Es veloz y toma muchos recobres, ofensivos y defensivos. Y algo importante: es buen defensor y pone mucha energía en la marca. En contraposición, es ineficiente en lanzamientos y algo inseguro en el manejo del balón. Es tácticamente aplicado, pero su costado mental (inteligencia, carácter) está aún por desarrollarse. En sus 34 presencias en la 2014/2015 promedió 17,3 minutos, 7,2 puntos, 4,1 rebotes, 0,8 asistencias, 0,5 robos, 0,4 bloqueos y 1,3 pérdidas.

Vaulet se anotó en el draft cuando otros de edad similar, como Gabriel Deck (20 años) y Luca Vildoza (19), ya tienen bastante más protagonismo en la competencia doméstica. También por ello la sorpresa. Tan nuevo es Juan Pablo que en esta misma temporada integró el conjunto de Bahía Basket en la Liga de Desarrollo, el certamen paralelo a la Nacional reservado a jugadores de hasta 23 años. Eso sí: le fue muy bien. No sólo salió campeón, sino que además resultó premiado como el jugador más valioso, galardón que le entregó... Pepe Sánchez.

De un puñado de actuaciones en la Liga Nacional, a tutearse con el mundo NBA. Oriundo de la tierra de Oberto, Milanesio, Campana, Leo Gutiérrez, se perfecciona en la de Ginóbili, Pepe, Montecchia, Espil, Cabrera. Documento y cantera no le faltan a Juan Pablo Vaulet, la nueva esperanza del básquetbol argentino para una renovación que le urge.

gl

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.