España, una bestia "gris" para la Argentina en el Mundial de básquet y los Juegos Olímpicos

José Calderón y Emanuel Ginóbili en la semifinal que España ganó por un punto (75-74) en Japón 2006, para luego demoler a Grecia en la definición del Mundial.
José Calderón y Emanuel Ginóbili en la semifinal que España ganó por un punto (75-74) en Japón 2006, para luego demoler a Grecia en la definición del Mundial. Fuente: AP
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
13 de septiembre de 2019  • 17:03

La Familia está unida. "La Familia" es a España lo que "El Alma" a la Argentina: el nombre de su seleccionado de básquetbol. Y luego de unas cuantas críticas por el nivel del equipo, que hasta destaparse frente a Serbia venía a veces sufriendo (Italia) y a veces deslucido (Puerto Rico), el equipo rojo disfruta lo mismo que el celeste y blanco: es finalista del Mundial China 2019.

En su caso, le costó mucho más que a su rival de mañana superar la semifinal. Australia lo llevó hasta un segundo período suplementario, en un partido electrizante. Terminó 95 a 88, pero si Patty Mills hubiera acertado un libre a pocos segundos de lo que iba a ser el cierre del tiempo regular (71-71), Australia sería en carrera por la Copa del Mundo y España volvería a ser víctima de hostigamiento.

Marc Gasol y Juancho Hernangómez, dos de los grandotes talentosos de la España finalista en China 2019.
Marc Gasol y Juancho Hernangómez, dos de los grandotes talentosos de la España finalista en China 2019. Crédito: DPA

Ninguno iba ser un adversario fácil para Luis Scola, Facundo Campazzo y compañía, por supuesto. Pero la presencia de España en la final suena un poco más inquietante si uno se atiene a los antecedentes. Si Estados Unidos es la bestia negra de la Argentina en básquetbol más allá de los dos triunfazos que la Generación Dorada logró en el Mundial 2002 y Atenas 2004, la madre patria es la bestia gris. Y gris oscura. Nueve veces se enfrentaron argentinos y españoles en mundiales y Juegos Olímpicos, y en siete vencieron los europeos. La final del Mundial China 2019 será el décimo enfrentamiento entre unos y otros, y largamente el más importante.

El siglo XX

El primer choque fue por el Mundial Puerto Rico 1974. En la zona inicial, se impuso España por 96 a 89. Pasaron 20 años hasta un nuevo cruce mundialista, que también quedó en manos del equipo rojo, por 72 a 70, ya en la rueda de reclasificación, sin chances de ser campeón Canadá 1994 para ambos. Pero en esa misma etapa, en el partido por el noveno puesto, la Argentina tuvo un cierto desquite: 75-64.

También dos veces se enfrentaron en el mundial siguiente, Grecia 1998. No le fue bien al conjunto dirigido por Julio Lamas: perdió por 68-67 en el grupo y por 77-64 en el primer juego de la reclasificación por el quinto lugar.

La era de los dorados

Ni siquiera el equipazo dorado de Atenas 2004 pudo con los españoles, que lo derrotaron por 87 a 76 en la etapa inicial de los Juegos Olímpicos que terminarían con la medalla dorada de Luis Scola, Emanuel Ginóbili, Andrés Nocioni y el resto de los entrenados por Rubén Magnano.

El revés más doloroso se dio en Japón 2006. Así como en la memoria colectiva figuran la palomita de Ginóbili frente a Serbia y Montenegro y la volcada de Scola ante Italia en la final en Atenas, entre los momentos tristes están la falta contra Hugo Sconochini no cobrada en la definición de Indianápolis 2002 con Yugoslavia y el triple que Nocioni falló desde una esquina en la semifinal del mundial de hace 13 años, cuando la Argentina remontaba un partido que España dominaba claramente. Se le escapó por lo mínimo: el 75-74 mandó a los hispanos al desenlace del torneo que le ganarían ampliamente a Grecia, por 70 a 47. Por ese poquito el conjunto entrenado por Sergio Hernández no jugó el partido definitorio contra los griegos.

Cuando en Turquía 2010 la Argentina se había planteado la quinta posición como meta luego del golpazo de perder por los cuartos de final a manos de Lituania por 19 puntos (104-85), el último compromiso fue frente a una España que llegaba entre cuestionamientos. "¡Scariolo dimisión!", gritaban los hinchas en las tribunas de Estambul contra el preparador. Luego de la derrota que dejó a sus dirigidos fuera de la carrera por la corona, Sergio Hernández había enfatizado que no era lo mismo terminar quinto que octavo y el seleccionado lo asimiló: ganó por 86-81 y concluyó solamente detrás de los semifinalistas, con Luis Scola como máximo anotador del certamen.

Luis Scola en la resolución del quinto puesto en Turquía 2010; con 22 puntos del capitán, máximo goleador de ese mundial, la Argentina venció por 86-81 a los españoles y quedó solamente detrás de los semifinalistas.
Luis Scola en la resolución del quinto puesto en Turquía 2010; con 22 puntos del capitán, máximo goleador de ese mundial, la Argentina venció por 86-81 a los españoles y quedó solamente detrás de los semifinalistas. Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

El último cotejo oficial se dio en Río de Janeiro 2016, y, además de las medallas, el partido tenía un incentivo particular: evitar a Estados Unidos. Lo consiguió España y con holgura, con un 92-73. Y la Argentina, en efecto, sentiría en el cuarto de final el rigor del futuro campeón (105-78).

Hubo un encuentro más, pero amistoso. Fue el preparatorio para este Mundial, que España ganó por 84 a 76 ya en tierra china. Este domingo habrá un nuevo mano a mano, otra vez con Hernández y Sergio Scariolo al comando de los planteles, pero ahora con el trofeo que todos quieren en juego. España tiene a maltraer a la Argentina en las grandes citas, pero este equipo de Scola y Facundo Campazzo cree que puede torcer la historia. Que no hay bestias que no puedan ser devoradas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.