Liga de España: Gabriel Deck, el ejecutor menos pensado y una bomba ganadora para Real Madrid