Si bien sigue grave, Lamar Odom respiró por sus propios medios y dijo algunas palabras