El número 2 del fútbol mundial ahora es mujer

Quién es la diplomática senegalesa Fatma Samoura, elegida como secretaria general de la FIFA por el presidente de la entidad, Gianni Infantino, sin tener antecedentes deportivos
Alejandro Casar González
(0)
14 de mayo de 2016  

CIUDAD DE MEXICO.– A partir de ahora, el nombre de Fatma Samba Diouf Samoura será sinónimo de fútbol. Esta diplomática senegalesa de 54 años, que terminó 2015 supervisando las elecciones en Madagascar, muy lejos del fútbol, comenzará el segundo semestre de 2016 en la casa de la FIFA, en las entrañas de la pelota. Todo porque Gianni Infantino, el flamante presidente de la FIFA, dice haber encontrado en ella la capacidad de liderazgo y coordinación que necesitaba para cambiarle la cara a la institución.

La vio por primera vez el año pasado, en uno de sus tantos viajes electorales y fue dejando pistas. "El próximo secretario general no será europeo", anticipó primero. "Creo en la diversidad", deslizó después. Y ayer, luego de convocar a una reunión imprevista del Consejo, propuso el nombre de Samoura. Nadie se lo esperaba. "Fue una sorpresa, no me lo esperaba. Pero eso no importa. Lo que importa es que esté capacitada y cumpla con la función", admitió Luis Segura, presidente de la AFA y representante de Conmebol en el Consejo de la FIFA.

"Tanto ella como su marido aman el fútbol", dijo Infantino para contrarrestar las primeras objeciones sobre su elección. Samoura ingresará a la FIFA por la puerta grande. Tomará el cargo que había dejado vacante el francés Jeróme Valcke, suspendido primero y despedido después, por su implicancia en un escándalo de venta de entradas del mundial de Brasil 2014. Gracias a la implementación del paquete de reformas aprobadas en el último congreso, el cargo de secretario general es aún más importante y estratégico que antes. Ahora, la secretaría general administrará todos los negocios de la FIFA. Y será un cargo 100% ejecutivo.

Samoura trabajará para poner en práctica las decisiones adoptadas por el Consejo, organizar las competencias deportivas, desarrollar el fútbol y concretar acuerdos comerciales. "Hoy es un día maravilloso para mí. Me honra tomar este cargo de secretaria general de la FIFA. Creo que es un rol perfecto para mis aptitudes y mi experiencia, que usaré para el crecimiento del fútbol en todo el mundo", prometió en un comunicado oficial.

La nueva número 2 del fútbol mundial habla cuatro idiomas (francés, inglés, español e italiano) y conoce de memoria el intrincado territorio africano, su continente. Viajó por todos sus rincones con la bandera de Naciones Unidas, organización para la que trabaja desde 1995, cuando ingresó al Programa Mundial de Alimentos. Hasta ahora, representaba a Naciones Unidas en otro programa, el de desarrollo, y vivía en Abuja, la capital de Nigeria, el país más populoso de África.

La experiencia de Samoura para lidiar con temas como los derechos humanos no pasó inadvertida en la conferencia de prensa posterior al 66to Congreso de la FIFA. "Tener a alguien como Fatma, con 21 años de trabajo en asuntos como estos, aporta una gran experiencia para lidiar con ellas", señaló Infantino. Tal vez, el presidente espera que la nueva ejecutiva lo ayude a mejorar la situación de los trabajadores que construyen los estadios de Qatar 2022.

Samoura fue coordinadora de la ONU en seis países y realizó tareas de ayuda en Kosovo, Afganistán y Sierra Leona. Se suma ahora a otros dos compatriotas suyos que ocuparon altos cargos en organizaciones deportivas. Lamine Diack presidió durante casi 16 años la Federación Internacional de Atletismo. Kéba Mbaye llegó a ser vicepresidente del Comité Olímpico Internacional entre 1988 y 1992. Senegal, un país africano de 200 mil kilómetros cuadrados de superficie y casi 13 millones de habitantes, tuvo ayer un día de gloria: además del nombramiento de Samoura, tres árbitros senegaleses representarán por primera vez al continente africano en el fútbol de los Juegos Olímpicos de Río.

Para Infantino, el rol femenino es toda una prioridad

Desde que Infantino asumió como presidente, uno de sus lemas fue la diversidad. Recién en 2013 una mujer pudo ocupar un cargo ejecutivo en la entidad madre del fútbol mundial. A caballo del crecimiento del fútbol femenino, Infantino procuró revertir la tendencia. Que seis de los 32 cargos del Consejo, además de la Secretaría General, estén en manos de mujeres refleja la importancia que tienen en la nueva FIFA. Ése será uno de los pilares en los que se apoyará la gestión del nuevo presidente. El otro serán los multimillonarios planes de desarrollo del fútbol.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.