Fernando Belasteguin: como Messi, con paleta

Es el número 1 del padel hace 15 años y practica en barcelona con iniesta, puyol y piqué
Fernando Vergara
(0)
19 de noviembre de 2016  

Fernando Belasteguin es el número 1 del padel hace 15 años
Fernando Belasteguin es el número 1 del padel hace 15 años Fuente: EFE

El protagonista de esta historia vive en un sitio en el que cualquier amante del fútbol desearía estar. Si ese fervor tuviera relación directa con Lionel Messi, mejor todavía. Bien cerca del Fútbol Club Barcelona, bien cerca del crack argentino. Un hogar a tres cuadras del mítico Camp Nou, ese templo en el que el astro rosarino brilla semana tras semana. Fernando Belasteguín , de 37 años, cuenta con ese privilegio. Entre sus credenciales, el oriundo de Pehuajó atesora una enorme virtud: desde hace exactamente 15 años es el mejor jugador de padel del planeta. De sus pergaminos dan testimonio el ranking del World Padel Tour y un palmarés con 206 títulos. Cada uno haciendo maravillas en su rubro, Barcelona acoge a dos número uno argentinos en apenas 300 metros.

En el barrio de Les Corts, los vecinos aseguran que perderse por los jardines y parques supone un viaje natural al pasado. Por esas calles que rodean al Camp Nou camina Bela diariamente. En marzo, el Barça le brindó un reconocimiento por tantos años en la cúspide. Cuando bajó al vestuario a saludar, conversó con Messi. "Hablamos de nuestras familias, estábamos cómodos. Luego llegué a casa y temblé: Leo es Dios. En la Argentina tuve asados en los que me levanté y me fui porque lo insultaban", cuenta.

Entre 1987 y 1994, durante el boom de este deporte en nuestro país, se calcula que lo practicaban más de tres millones de personas; conseguir una cancha libre era una odisea. Pero el fenómeno tuvo una corta vida. Belasteguín encuentra una explicación: "Entre la crisis económica y el aprovechamiento de la rentabilidad del metro cuadrado hicieron que desaparezcan muchas pistas. El espacio que ocupan dos o tres canchas de padel no te brindan el beneficio que sí puede generar la construcción de un edificio. La Argentina tuvo dos o tres años espectaculares y después se vino abajo".

Se lanzó como profesional con apenas 15 años y en 2001 emigró a España, lugar en el que el padel no para de crecer y se instaló en la sociedad. "No se lo trata como una moda. Lo juegan muchas mujeres, y si eso pasa luego se enganchan el esposo y sus hijos. Es un deporte sencillo, para pasar un buen rato".

En el ambiente del padel suele decirse que Juan Martín Díaz, su pareja durante 13 años, es el Federer de este deporte y Belasteguín es Nadal, por su garra, su entrega. Desde hace dos años, el pehuajense tiene como ladero al brasileño Pablo Lima. Su currículum hace que sea buscado por reconocidos personajes. "Mi profesión me dio la chance de conocer a muchos fenómenos. Cuando llego a mi casa trato de sacarme el disfraz de padelista, pero cuando pienso que un rato antes jugué con Iniesta, Puyol o Piqué, me cuesta creerlo", asegura. Las relaciones son tan estrechas que Belasteguín se asoció con el actual marcador central culé en una serie de emprendimientos deportivos. Con Puyol suele juntarse para disfrutar partidos por TV. "Si lo traslado al fútbol, mi juego es mucho más parecido al de Puyol que al de Iniesta" asegura con una sonrisa. Además, forjó una gran amistad con Cruyff. "De las personalidades que conocí, fue una de las que más me marcó. Fue una pena su fallecimiento", dice.

Fernando se considera un afortunado porque puede compartir tiempo con sus tres hijos y verlos crecer. Se entrena de 8.30 a 13.30, almuerza, duerme una siesta y desde las 16.30 hasta que los nenes se van a la cama desconecta el celular y vive para ellos. Con Cristina, su esposa catalana, tiene un pacto: cuando el verano asoma por estos lares, la familia vuela hacia nuestro país para instalarse un par de semanas en Pehuajó. Extraña, y los 10.700 kilómetros entre Barcelona y su ciudad suelen hacerse pesados. En cada una de sus respuestas aparece la Argentina. "Mi país me dio la posibilidad de crecer y no lo cambio por nada en el mundo".

Hoy, finalista Dos veces campeón mundial por parejas (2002 y 2004) y cuatro veces por selecciones (2002, 2004, 2006 y 2014), Belasteguín no descansa. "Representé a mi país en todos lados y jugaré en la selección hasta que pueda", avisa. Hace unos días se consagró en el World Padel Tour de Buenos Aires y esta semana recaló en el Mundial, en Portugal. Tanto en varones como en mujeres, la Argentina es finalista y definirá hoy ambas categorías frente a España.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.