Río 2016: del triunfo obligado ante Argelia a jugarse la clasificación en Brasilia

Con goles de Correa y Calleri superó 2-1 a Argelia, aunque sigue presa de la irregularidad; frente a Honduras, el pasaje a 4tos de final
Javier Saúl
(0)
8 de agosto de 2016  

Fuente: LA NACION

RÍO DE JANEIRO.– Tenía mucho de triunfo obligado. No sólo por el rival, inferior en jerarquía y con sólo tres futbolistas jugando fuera de sus fronteras, sino también por las circunstancias. La selección olímpica necesitaba ganarle a Argelia para dar señales de recuperación tras la caída en el estreno ante Portugal y así no ver complicadas sus aspiraciones de avanzar a los cuartos de final de Río 2016 . En el estadio Olímpico, la Argentina logró cambiar de aire y rescató un triunfo por 2-1 ante el equipo africano. Ángel Correa , apuntado ante los lusos por la falta de juego, tomó la pelota, cargó con la responsabilidad y fue el generador de fútbol que tanto exigía Julio Olarticoechea.

El delantero rosarino abrió el marcador en el inicio del segundo tiempo, mientras que Sofiane Bendebka alcanzó el empate parcial y provocó zozobras; Jonathan Calleri le puso cifras definitivas al cotejo. Ahora, la Argentina viajará a Brasilia, donde pasado mañana tendrá un partido determinante ante Honduras, y donde sólo servirá ganar.

Si algo caracterizó a este equipo en sus primeros compromisos fue su irregularidad. Lo cuesta arriba que se le hace mantener cierto ritmo durante varios minutos. Pasa de la apatía a poner contra las cuerdas a su rival. De mostrarse desbalanceado, a lograr cierto equilibrio. De las buenas intenciones en ataque, a las fallas conceptuales en defensa. De la expulsión de Víctor Cuesta antes del entretiempo, al gol de Correa, al regreso. Son síntomas que explican resultados. Gerónimo Rulli, apuntado por su falla ante Portugal, queda siempre expuesto. Pero responde y da seguridad. Tampoco alcanzan los desbordes en solitario de José Luis Gómez o los diez mil pulmones de Santiago Ascacibar, un Pac-Man todoterreno. Son sólo momentos. Más negativos, como en el caso del debut. O mejor capitalizados, como ayer.

“Se vivió como una final, porque no podíamos perder más puntos, pero ahora se viene otro partido a todo o nada. Sabíamos que esto iba a ser así”, señaló Olarticoechea en la conferencia de prensa. Y destacó la reacción del equipo tras la expulsión del capitán: “Cuando entré al vestuario le pregunté a los jugadores si habían ganado algún partido con uno menos. Obvio que todos me miraron y me dijeron que sí. Me di vuelta y no dije mucho más. Rearmé el equipo en el pizarrón [retrasó a Mauricio Martínez] y los chicos ya estaban metidos en salir a ganar. Entendían que no iba a ser la primera ni la última vez en una situación similar. Todos pensaban que nos íbamos a caer, pero lejos estábamos de caernos”.

“En cuanto al juego, mejoramos con respecto a la derrota ante Portugal. Nos costó manejar la pelota en los primeros diez minutos, pero se notaba que podíamos entrarles. Fallamos mucho en los pases entrelíneas y veíamos que la llave estaba ahí”, analizó el entrenador. “Correa generó juego y se le abrió el arco a Calleri. Eso es para valorar de cara a lo que viene”, añadió.

Al buen desempeño de Correa se le sumó el ingreso de Cristian Pavón, que desperdició una oportunidad sobre el final, pero que logró asociarse con sus compañeros e hizo diferencia en el uno contra uno. La cuenta que sigue pendiente es la de ajustar mejor la mira en la definición, ya que el déficit del equipo volvió a estar en la falta de puntería al llegar al área rival.

Con la cabeza ya puesta en al duelo ante Honduras, Rulli señaló que “se terminó eso de ganar con la camiseta”. Y advirtió: “Sólo vale la victoria y vamos a luchar por eso. Estamos trabajando duro porque este equipo se quiere llevar algo de los Juegos Olímpicos”.

Un mata-mata, aunque en la etapa de grupos

  • RÍO DE JANEIRO (De un enviado especial.- El triunfo de la selección olímpica dejó en pie la clasificación, aunque ahora se medirá con un rival directo en la búsqueda de los cuartos de final. Ayer, Portugal venció 2-1 a Honduras y se aseguró el pasaje a la próxima etapa; así, resta conocer quién se quedará con la otra plaza del Grupo D, un duelo entre argentinos y hondureños.La etapa de grupos se cerrará pasado mañana. A las 13, la Argentina chocará con Honduras, en Brasilia, y Portugal cerrará su participación en la zona ante Argelia, en el Mineirao, de Belo Horizonte. Tras estar una semana en la Villa Olímpica, la Argentina viajará hoy, por la mañana, a Brasilia.Así están las posiciones: Portugal (6 puntos y diferencia de gol de +3), Honduras (3 puntos, 0), Argentina (3 puntos, -1) y Argelia (0 puntos). El conjunto de Olarticoechea deberá vencer a los centroamericanos para asegurarse una plaza. La única posibilidad de alcanzar el primer lugar es que los portugueses sean goleados en el Mineirao por una Argelia ya eliminada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.