El pase del año: ahora sí, Antoine Griezmann jugará en Barcelona con Messi

Lionel Messi y Antoine Griezmann, durante un partido entre Atlético de Madrid y Barcelona, en noviembre de 2018. Pronto serán compañeros.
Lionel Messi y Antoine Griezmann, durante un partido entre Atlético de Madrid y Barcelona, en noviembre de 2018. Pronto serán compañeros. Fuente: AFP
Cristian Grosso
(0)
14 de mayo de 2019  • 15:17

Lionel Messi ya tiene un motivo para espiar el horizonte con ilusión y soñar con nuevos títulos: el francés Antoine Griezmann será su compañero en Barcelona . Finalmente, esta vez el pase se hará para convertirse en la transferencia más explosiva del mercado europeo. El año pasado Barcelona también lo había buscado, pero aquella saga terminó con el rechazo de Griezmann, tras un largo debate interno. Luego, firmó una extensión de su contrato con Atlético de Madrid hasta 2023; entonces, los colchoneros subieron la cláusula de rescisión a 200 millones de euros, pero a partir del 1° de julio la cifra descenderá a 120 millones de euros (134,9 millones de dólares) y permitirá que el pase de concrete. Pero, esencialmente, lo que cambió es la voluntad del futbolista: ahora, el delantero campeón del mundo aceptó el desafío.

El mensaje que Griezmann le envió a los hinchas del Aleti

En mayo del año pasado, cuando se despedía Andrés Iniesta y solo faltaban semanas para la Copa del Mundo de Rusia, el propio Messi le abría las puertas del club al francés: "Es obvio que me gusta Griezmann, es uno de los mejores ahora mismo. Se habla mucho de él, no sé si está fichado o no, pero nosotros estamos encantados de que vengan los mejores y Griezmann es uno de los mejores", aseguraba Messi en declaraciones a la radio catalana RAC1. Un año después, el pedido se hará realidad.

Más allá de que el presidente de Aleti, Enrique Cerezo, aseguró en las últimas semanas que el francés seguiría en su institución, desde el club colchonero se arrepienten de haberle bajado la cláusula de salida a 120 millones de euros. Se reunieron las dos situaciones: Barça los pagará y Griezmann resolvió darle un salto de jerarquía a su carrera. El próximo sábado, en el cierre de la Liga 2018/19, en la visita a Levante, si Diego Simeone lo convoca, el delantero se despedirá de Atlético de Madrid. De lo contrario, su juego final habrá sido el del domingo pasado, 1-1 con Sevilla, en el Wanda Metropolitano.

Messi y Griezman, enfrentados también en Rusia 2018.
Messi y Griezman, enfrentados también en Rusia 2018. Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco

Para financiar la operación, Barcelona apelará a una ingeniera económica en la que será central la venta del brasileño Philippe Coutinho, que costó 165 millones de euros, una cifra récord para el club catalán. Pero vale aclarar que aunque la transferencia del exLiverpool se demore, LA NACION pudo confirmar que la operación de Griezmann no se frustrará.

Aquel rechazo de Griezmann el año pasado había provocado cierto fastidio en Barcelona, pero hoy el club atraviesa otra etapa: la refundación es imperiosa tras el mazazo de la eliminación ante Liverpool en las semifinales de la Champions League, el trofeo que esta temporada obsesionaba a todos en el club azulgrana. Si rejuvenecer y renovar la cara es el reto, llega Griezmann para revolucionar un club que necesita curar sus heridas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.