Bien alto: Defensa y Justicia le ganó a San Lorenzo y alcanzó a Racing en la punta

Argentina Superliga
  • 1
Defensa y Justicia

Defensa y Justicia

  • Fernando Márquez
  • 0
San Lorenzo

San Lorenzo

Franco Tossi
(0)
25 de enero de 2019  • 23:15

En Florencio Varela viven un sueño. En el medio de los abrazos hay alguno al que se le caen las lágrimas. En ese grito de gol de Fernando Márquez , sobre la hora, en el que los corazones explotaron. Porque Defensa y Justicia es una realidad: venció a San Lorenzo como local y es puntero de la Superliga junto a Racing (un partido menos), con 36 unidades. La cara opuesta es el Ciclón, que todavía no ganó con Jorge Almirón como conductor; en total, suma ocho cotejos sin triunfos (cuatro empates y cuatro caídas).

El final del primer tiempo fue el fiel reflejo de lo que fue cada uno. Aunque solo había que mirar a los futbolistas de San Lorenzo para darse cuenta. En pocos segundos de diferencia, se dieron tres situaciones llamativas en la defensa de la visita. Gino Peruzzi no pudo llegar a dos pelotas fáciles de tomar; Marcos Senesi le dio un pase a su arquero y, al instante, se tropezó; Gonzalo Rodríguez miraba el suelo y no pisaba bien: rengueaba, como si algo en la planta del pie derecho no anduviera bien.

Estaba claro lo que pasaba. La intensidad que Sebastián Beccacece le impregna a sus dirigidos hace que, al finalizar la primera mitad, su equipo sienta el cansancio. Pero el rival, mucho más. El equipo de Jorge Almirón estaba desgastado y casi arrastrándose por el campo, sin encontrar los caminos.

Por correr atrás de la pelota. De derecha a izquierda. De adelante a atrás. Y viceversa. De encontrar la pelota de vez en cuando y que se la arrebaten en cuestión de segundos. Y no uno: por momentos, cuatro futbolistas agobiaban a cada jugador de San Lorenzo. Sobre todo, cuando la jugada se situaba en determinados sectores: en lo costados o en tres cuartos del campo de Defensa y Justicia. Hasta ahí lograba llegar el Ciclón y se topaba con el bloque ofensivo.

Por eso, Defensa está dónde está. Tiene un estilo que cada vez convence más. Y gusta. Entonces, el protagonismo del inicio fue todo del local. Con una furia y un ritmo vertiginoso envidiable. Con Gastón Togni haciéndole vivir una pesadilla a Gino Peruzzi, que tuvo un mal estreno como titular y fue reemplazado en el entretiempo, debido a la amonestación que el N°7 le había ocasionado a través de sus tantos desbordes. Con los zagueros, en reiteradas ocasiones, parados delante de la mitad de la cancha: por eso los pases punzantes de Lisandro Martínez, el segundo central de los de Varela, lastimaban a un mediocampo azulgrana que, con Fernando Belluschi y Ruben Botta en la zona interna, carecía de recuperación.

¿Por qué no encontró el gol? La última línea de San Lorenzo estaba tan adentro del área que siempre los remates peligrosos terminaron en rebotes.

"¡Cuando dirigías acá ibas siempre para adelante, Almirón!", le gritaban al entrenador de San Lorenzo desde el palco local. Y es que la postura de los de Boedo en el complemento fue la misma: retrasarse e intentar algún contragolpe, aunque también debía luchar con su propio físico. Por ende, no se vio nada de la mejoría que había evidenciado seis días atrás, ante Huracán. No existieron sociedades a un toque como las de aquella tarde para saltar líneas de presión. Y si tuvo mejores avances, fue solo porque el Halcón propuso un palo por palo que le terminó beneficiando.

Aunque las chances se las repartieron. A los 26 minutos del complemento, Fernando Márquez -habia ingresado un minuto antes- metió un cabezazo en el travesaño; a los 33, Senesi se vistió de héroe y le sacó el gol a Nicolás Fernández cuando tenía el arco libre, después de haber eludido el achique de Monetti. Y a los 38, Gustavo Torres se perdió un gol hecho, debajo del arco de Unsain.

Sin embargo, el estadio estalló con la definición de Márquez a los 45 minutos: el chico Aliseda la metió al medio y el Cuqui la colocó de derecha contra el palo izquierdo de Monetti, que se fue expulsado por una supuesta agresión a un alcanzapelotas.

"Que de la mano, de Beccacece, todos la vuelta vamos a dar", festejó el pueblo varelense. Ilusionado con seguir haciendo historia.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.