Adiós a Diego Maradona: el colorido respeto de Brasil por el enemigo más amado

En Brasil primó el respeto por la muerte de Maradona
En Brasil primó el respeto por la muerte de Maradona Fuente: AFP
Federico Cornali
(0)
27 de noviembre de 2020  • 23:59

SAN PABLO.- Puede que Diego Armando Maradona sea, para los brasileños, la figura histórica que les despierta -tal vez hoy más que nunca- mayor admiración, odio y, sobre todo, identificación, fronteras afuera. No hay quien no tenga, en las tierras de Pelé, una opinión en la punta de la lengua sobre el símbolo argentino. Tal vez por eso, el accidente de tránsito más grave del año, en el cual murieron 41 pasajeros que viajaban en un colectivo clandestino por el interior de este estado, ocurrido en la mañana del miércoles, haya pasado a un injusto segundo plano cuando la noticia del fallecimiento del astro argentino llegó a estas tierras.

Lo sorprendente del hipnótico culto brasileño a Maradona es el contexto. Hasta el martes anterior a la muerte del exfutbolista, la agenda tenía al crecimiento de los contagios por Covid-19, la segunda vuelta de las elecciones municipales (sobre todo, en San Pablo y Río de Janeiro) que se llevarán a cabo el próximo domingo y el asesinato de Beto Freitas, un ciudadano negro que no resistió a la golpiza brutal que le propinaron los encargados de seguridad de un supermercado, en Porto Alegre, como temas centrales. De un momento a otro, todas esas causas urgentes pasaron a un segundo plano.

El tiempo se detuvo; un "enemigo" entrañable los puso contra la pared. una vez más, y por última vez. "Solo lloré dos muertes ajenas a mi familia. La de Senna y la de Maradona. ¿Sabés por qué? Porque Maradona fue un gran rival para nosotros, pero sentía el fútbol como lo sentimos todos los que nacimos de este lado del mundo, con la bola como esperanza, alegría y, muchas veces, alimento", dijo Chico, quien atiende un boteco (bar tradicional) en el barrio de Perdizes, zona oeste de la capital paulista. "Mi papá no me llevaba nunca a la cancha. Solo una vez fuimos juntos al Morumbí. Fue ese día", agregó, mientras señalaba un pequeño recorte de revista enmarcado, una foto del día en que Maradona, vistiendo la camiseta de Sevilla, visitó a San Pablo dirigido por Telé Santana, en 1993.

"Perdí a un gran amigo y el mundo perdió a una leyenda", escribió Pelé
"Perdí a un gran amigo y el mundo perdió a una leyenda", escribió Pelé Crédito: REUTERS / Charles Platiau

A diferencia del silencio que se mantuvo en todos los rincones de la Argentina, el luto brasileño se vivió entre recuerdos coloridos. La rivalidad, por supuesto, pero también las noches de carnaval, que Maradona supo disfrutar al límite, como siempre vivió casi todo y como lo viven, sobre todo, cariocas, bahianos y pernambucanos. Además, hubo espacio para el recuerdo de las ocasiones en las que el argentino estuvo, supuestamente, "a punto" de ponerse las camisetas de San Pablo, Flamengo, Palmeiras y, sobre todo, Santos, de la mano de la empresa "Pelé Sports & Marketing", liderada por "O Rei".

"Perdí a un gran amigo y el mundo perdió a una leyenda. Espero que un día podamos jugar juntos en el cielo", escribió Pelé en sus redes sociales. Otra conocida de los argentinos y del propio Diego, Xuxa, también se expresó. "Lo siento mucho. Que Dios calme el corazón de su familia" decía el mensaje de la conductora. Volviendo a los cracks del fútbol, Ronaldo y Ronaldinho Gaúcho no se quedaron afuera del adiós. "Pierdo a un gran amigo, que me inspiró con su talento", contó el exdelantero de Real Madrid, campeón del mundo en 1994 y 2002 con Brasil. "Mi amigo, mi ídolo, mi número 10. ¡El brujo de los brujos!", expresó el exmediocampista de Barcelona y París Saint-Germain, entre otros.

Entre la multitud de brasileños que se despidieron de Maradona se destacó el sentido homenaje de Antonio Careca, tal vez el mejor amigo que el 10 cosechó en este país y fiel ladero en las conquistas con Nápoli. "Se va un hermano. Nos divertimos mucho juntos. Nos vemos por ahí", dijo el exdelantero, emocionado y luciendo la camiseta que la Argentina usó en México 1986, firmada por Diego. El expresidente Lula también se emocionó al despedirse del astro, y resaltó su "solidaridad con las causas populares, la soberanía latinoamericana y el pueblo brasileño".

El estadio Beira-Río se iluminó de celeste y blanco para despedir a Diego
El estadio Beira-Río se iluminó de celeste y blanco para despedir a Diego Fuente: AFP

Al caer la noche, el estadio Beira-Río, donde hace de local Inter de Porto Alegre, se iluminó de celeste y blanco. Algo parecido hizo Corinthians, que proyectó una gigantografía del argentino junto al N° 10. En Fortaleza y antes del empate contra San Pablo, los jugadores de Ceará pidieron la canción Live is Life, de Opus, para hacer el calentamiento al ritmo que inmortalizó el Pelusa. Además, el equipo lució un uniforme completamente negro.

En un lúcido análisis, Ricardo Kotscho, columnista de UOL, quitó a Pelé del camino y eligió a Garrincha para compararlo con Maradona. "Pelé fue elegido como el 'atleta del siglo', pero nadie enamoró tanto a las hinchadas como estos dos atrevidos, Maradona y Garrincha, que nunca se convirtieron en adultos y ni atletas eran. No les gustaba entrenar, no se cuidaban ni respetaban tácticas. Querían divertirse y divertir a los otros", escribió. "Fueron las verdaderas estrellas del fútbol romántico. La diferencia es que Garrincha se murió a los 49 años, en la miseria; solo y olvidado. A Maradona lo velaron en la Casa Rosada ante una multitud", sentenció.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.