El peor día para hablar de una decisión que Sabella siempre dejó entrever por no disfrutar de la selección

Pablo Hacker
(0)
11 de julio de 2014  • 14:02

BELO HORIZONTE.- Era una sensación que se percibía en el ambiente en los últimos días, incluso previo al Mundial ya se hablaba de que Alejandro Sabella no seguiría como técnico de la selección luego de Brasil 2014 , sea cual fuera el resultado. Anunciarlo a 48 horas de la final de la Copa del Mundo ante Alemania no parece el mejor momento.

Eugenio López, su representante, fue claro en entrevistas con FM Delta y Radio La Red: "No seguirá después del Mundial". Sabella, de 59 años, lleva casi tres años en el puesto, al que llegó casi sin proponérselo, tras su primera experiencia como técnico en Estudiantes, donde entre 2009 y 2011, consiguió la Copa Libertadores y un título local, luego de trabajar durante 17 años como ayudante de campo de Daniel Passarella.

Sabella como técnico sólo dirigió a Estudiantes y la selección; en el Pincha, se fue luego de ser campeón del Apertura 2010

"Es tan leal que si Passarella no se lanzaba a candidato a presidente de River, él seguiría a su lado como su mano derecha", dicen quienes más lo conocen. Pachorra asumió en el Pincha en marzo de 2009 y vivió años muy intensos desde que se lanzó como DT. Su ciclo en la selección comenzó el 2 de septiembre de 2011 y casi no llega al sexto partido. Era tanto lo que sufría que Sabella tenía decidido dar un paso al costado si el martes 15 de noviembre la Argentina no vencía a Colombia, en Barranquilla, por eliminatorias, tras perder contra Venezuela y empatar contra Bolivia en el Monumental.

Ese día todo cambió para la selección, que dio vuelta el partido en el segundo tiempo (2-1) y, desde entonces, se afianzó el grupo, el técnico y se empezó a ver lo mejor de este equipo, que durante el Mundial fue mutando hasta llega a la final.

El anuncio del representante podía predecirse. El propio Sabella dijo en más de una oportunidad que sufre más de lo que disfruta en la selección y también en la vida. "No disfruto dirigir a la Argentina. Es más la responsabilidad que siento por que salgan las cosas bien, que lo otro. Siempre estoy pensando en las obligaciones y deberes, más que en otra cosa", les respondía Pachorra al diario Página 12 cuando la clasificación al Mundial estaba allanada. "Sufro mucho los malos momentos y no disfruto tanto los buenos. Mi manera de ser me supera. Desde afuera, sabés que hay presión en la selección, pero adentro la vivís y es otra cosa", le decía a El Gráfico.

Sabella dirigió a la selección en 40 partidos, con 26 victorias, 10 empates y 4 derrotas

Sabella es capaz de levantarse dos o tres veces por noche pensando en la selección si algo del equipo le preocupa o debe hacer algún cambio. "Es cuando tiene que tomar una decisión, las cosas le siguen dando vuelta en la cabeza, le queda permanentemente en su mente", dice alguien de su círculo íntimo.

Seguramente, el mes en el Mundial habrá sido muy intenso. Del debut con Bosnia, cuando eligió jugar con cinco defensores y Messi salió a pedir volver al 433, cuando en octavos de final debió decidirse por pasar a un 442 elástico o cuando para el partido de cuartos de final ante Bélgica decidió los ingresos de Demichelis y Biglia en lugar de Federico Fernández y Gago, dos futbolistas de la base del DT en la selección.

Durante Brasil 2014, Sabella fue de menor a mayor como el equipo: de las dudas del principio y cierta falta de reacción en los primeros partidos a armar un bloque defensivo y un equipo distinto para pisar fuerte en la rueda final. Había tiempo para el análisis, para disfrutar volver a una final de un Mundial tras 24 años, sea cual fuera el resultado. Mañana, Pachorra hablará en conferencia de prensa, previo al encuentro ante Alemania. Seguramente, eludirá las preguntas sobre su futuro. Su representante habló antes de tiempo, al margen de ser una decisión que flotaba en el aire.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.