Estudiantes, en crisis: el equipo no aparece y el arco rival está cada vez más lejos

Estudiantes es pura frustración en la Copa Diego Maradona: no pudo ganar ninguno de sus cinco partidos ni tampoco convirtió un gol
Estudiantes es pura frustración en la Copa Diego Maradona: no pudo ganar ninguno de sus cinco partidos ni tampoco convirtió un gol Crédito: Dolores Ripoll / POOL ARGRA
Máximo Randrup
(0)
1 de diciembre de 2020  • 09:00

LA PLATA.- "El club estuvo años detrás del objetivo de terminar su cancha y hoy tiene un estadio hermoso. Listo, ahora Estudiantes tiene que encontrar un equipo que sea regular y creíble; algo que, a mi entender, no puede aparecer desde hace rato. Ese es nuestro desafío: construirlo", le decía el entrenador Leandro Desábato a LA NACION, en agosto, a los pocos días de que volvieran los entrenamientos en la Argentina. Pasaron las prácticas, pasaron los partidos, pero ese equipo que soñaba el Chavo no apareció.

El Pincha decepcionó en el juego en la Copa Maradona y sus carencias futbolísticas se trasladaron a las estadísticas: sumó dos puntos de 15 posibles, quedó sin posibilidades de clasificar una fecha antes de que finalizara la primera etapa del campeonato y no convirtió ni siquiera un gol cuando ya se disputaron 450 minutos.

¿Qué le pasa a Estudiantes? ¿Por qué se convirtió en una estructura endeble? Las razones son varias.

El entrenador Leandro Desábato trata de conducir un plantel con más chicos que futbolistas de experiencia, pero por ahora no le encuentra la vuelta al equipo de Estudiantes
El entrenador Leandro Desábato trata de conducir un plantel con más chicos que futbolistas de experiencia, pero por ahora no le encuentra la vuelta al equipo de Estudiantes Crédito: Estudiantes

Sin columna vertebral. La idea que tenía Desábato se fue deshilachando de a poco. El director técnico pretendía lo siguiente: Mariano Andújar, un central de jerarquía, Javier Mascherano, José Sosa y Leandro Díaz. De esos cinco elementos, el único que jugó de titular ante San Lorenzo (0-0) fue el arquero Andújar. Los centrales que tenía en carpeta el Pincha nunca llegaron. Mascherano se retiró en plena competencia. El Principito Sosa, que parecía una fija, eligió quedarse en el exterior (una vez más). Díaz, por último, no rindió y por eso contra el Ciclón ingresó un rato en el segundo tiempo.

Defensa nueva. Los laterales titulares son nuevos (Leonardo Godoy y Nicolás Pasquini) y a los centrales todavía les falta rodaje (Nazareno Colombo y Mauricio Guzmán). Con estos cuatro nombres Desábato está en condiciones de armar una defensa sólida, pero necesita tiempo. Los marcadores de punta llevan semanas en el club y los dos que juegan por adentro son -por ahora- grandes proyectos. Si bien no fue la línea que más dificultades presentó, no exhibió consistencia. El sostén, sin dudas, es Andújar; frente a San Lorenzo tapó dos pelotas excelentes y evitó la derrota.

El retiro de Javier Mascherano, en el medio del torneo y tras perder con Argentinos en La Plata, otro de los simbolismos que refleja que el equipo de Estudiantes no responde desde lo futbolístico
El retiro de Javier Mascherano, en el medio del torneo y tras perder con Argentinos en La Plata, otro de los simbolismos que refleja que el equipo de Estudiantes no responde desde lo futbolístico Crédito: @EdelpOficial

Con menos jerarquía. Antes de que se reanudara el fútbol, a Estudiantes se le fueron tres piezas que podrían haber aportado variantes interesantes: Marcos Rojo, Nahuel Estévez y Gastón Fernández. Rojo, quien debió volver a Manchester United, significaba tener un futbolista de jerarquía internacional y, además, un defensor que puede adaptarse a dos posiciones (central y lateral por izquierda). Estévez se fue al exterior sorpresivamente y el Pincha perdió la mejor pegada del plantel. La Gata, por su parte, decidió retirarse en pleno receso y con esa determinación Desábato se quedó sin un posible conductor.

Muy previsible. El conjunto del Chavo no tiene sorpresa. En los primeros tres partidos los delanteros quedaron aislados del circuito de juego y en los últimos dos encuentros los mediocampistas creativos aparecieron esporádicamente. Pasan las fechas y el ataque no demuestra una evolución significativa. No hay gestación, ni un N° 9 que se fabrique situaciones. Díaz no fue solución, Martín Cauteruccio tampoco y Federico González -el último intento del entrenador- mantuvo la costumbre de este Estudiantes: no convertir goles. El Pincha es el único equipo de la Copa Maradona que no marcó si quiera un tanto.

El único rendimiento realmente destacado, en estos primeros cinco encuentros, fue el de Mariano Andújar. Justamente el futbolista que quiere irse del club, para tener una nueva oportunidad en el exterior. Al equipo que sueña Desábato, entonces, le falta todo. Esa construcción, por ahora, no tiene ni su primer ladrillo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.