Gary Medel, el hombre que jugó desgarrado: “Nunca sentí tanto dolor en una cancha”

Fuente: Reuters
El defensor de Chile emocionó por su entrega, pese a la derrota, y terminó llorando desconsolado en el campo de juego; un héroe, aún en la derrota; “Brasil nos tuvo miedo”, dijo
Pablo Hacker
(0)
28 de junio de 2014  • 19:57

BELO HORIZONTE (De un enviado especial).- El partido acaba de terminar. Brasil eliminó a Chile en los penales, tras una batalla épica de esas que sólo el fútbol puede dar. Fueron 120 minutos de tensión, de miedos, de emoción. En el césped, hay un jugador que llora desconsolado. Había dicho que no iba a derramar lágrimas, pero la tristeza y el orgullo lo vencen. Ahí, está Gary Medel, que se arrastra de dolor. Fue la figura del partido, después de disputar 108 minutos con un desgarro en el muslo izquierdo.

"Dije que no iba a llorar, pero pensé en toda la gente que sufrió por Chile, por terremotos, incendios, el sur que se inundó todo. Me acordé mucho de mi familia, mi gente, y por eso lloré dentro de la cancha. Fueron lágrimas de tristeza, pero también de emoción por un equipo que se entregó por completo", cuenta el defensor del Cardiff City, de 26 años, minutos después de salir de un vestuario golpeado, pero orgulloso.

"En un momento despejé una pelota con la pierna izquierda y el desgarro se agravó; seguí, pero llegó un momento en que no pude más"

Medel estuvo en duda hasta último momento. El lunes tras la derrota contra Holanda sintió una molestia. Recién dos días después se hizo estudios: tenía un desgarro en el muslo izquierdo. "No me iba a echar para atrás, iba a jugar sí o sí, aunque estuviera en una pierna", explica en zona mixta el ex Boca, recordado por marcarle dos goles a River en un superclásico, en la Bombonera.

Fuente: Reuters

Pese a todo, Gary fue el líder de una defensa que jugó con el corazón. Presionó, marcó y empequeñeció a Neymar. Hasta se hizo fuerte en el juego aéreo, pese a que mide sólo 1,71 m. Estuvo 108 minutos en la cancha con ese dolor a cuestas, hasta que en el segundo tiempo suplementario debió ser reemplazado. Ya no podía caminar. Incluso, llegó rengueando al banco para saludar uno por uno a sus compañeros.

"Tenía un desgarro muy grande, me entregué por completo. Nunca jugué con tanto dolor", le dice a canchallena.com. "En el segundo tiempo despejé una pelota con la izquierda y se agrandó el desgarro. Seguí, pero en un momento no pude más", considera el hombre, considerado héroe por los hinchas chilenos, aún en la derrota.

Medel habló del partido: "Brasil nos tenía miedo, porque sólo le tiraban pelotazos a los delanteros. Nosotros jugamos con presión y a lo que sabemos hacer. El fútbol es así, nos vamos con la frente en alto, entregamos cuerpo y alma en la cancha, pero con la amargura de quedar eliminados. Los penales son azar".

Ya es hora de subir al micro, de tener que volver a Santiago. Medel jugó con dolor, con una entrega enorme. Se va del Mundial, pero seguro este partido le marcará un antes y un después.

Fuente: AFP

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.